El Blog

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog

Enero del 2008

LA OBRA DE DIOS, LA OBRA DEL MINISTERIO Y LA OBRA DE CADA UNO

Por Gino Iafrancesco V. - 26 de Enero, 2008, 22:38, Categoría: General

 

LA OBRA DE DIOS,

LA OBRA DEL MINISTERIO

Y LA OBRA DE CADA UNO 

_________

 

Vamos a estar considerando algo relativo a la obra de Dios, la obra del ministerio y la obra de cada uno; la obra de cada uno está dentro de la obra del ministerio y la obra del ministerio del cuerpo de Cristo está dentro de la obra de Dios. 

La obra de Dios.-

Vamos a abrir la palabra de Dios en el libro de Hechos de los Apóstoles, y vamos al capítulo 13, el verso 41, que es una cita que hace el apóstol Pablo. Aquí en este capítulo 13 aparece el testimonio de Pablo y Bernabé en Pisidia, y  aparece lo que él nos dice de una cita, en el contexto del testimonio del evangelio por parte de los apóstoles, por parte del cuerpo de Cristo al mundo, a los judíos primeramente, en una sinagoga  judía en Pisidia; el apóstol utilizó un versículo que es de Interés. Entonces, dice el verso 41 del capítulo 13, que es una cita que está en el profeta Habacuc: "Mirad, oh menospreciadores…",  porque cuando uno menosprecia, uno aniquila; pero Dios dice: Mirad; los que están menospreciando miren; ¿qué es lo que hay que mirar?  "…asombraos, y desapareced"; oh! tres cosas: mirar, asombrarse, y si seguimos siendo menospreciadores, desaparecer. Ojalá no seamos menospreciadores, sino colaboradores, para no desaparecer, sino para permanecer. "Mirad, oh menospreciadores, y asombraos, y desapareced; porque Yo hago una obra en vuestros días, obra que no creeréis, si alguno os la contare". Es una cita interesante, donde Dios mismo habla en primera persona: Yo hago una obra; es la obra de Dios.  

Sin ponernos de acuerdo Manolito sintió en el corazón leernos desde el comienzo un Salmo que hablaba de las obras y los hechos portentosos de Dios, y nuestro testimonio, y glorificaron a Dios por causa de sus obras y sus hechos portentosos. Entonces, hay una obra, desde la eternidad, que Dios viene haciendo; una obra que abarca todo lo que Él ha hecho, incluyendo Su amor eterno, presciencia y propósito, Su creación, Su providencia, la obra de la redención, Su reino, la glorificación de la iglesia, Su juicio, la conclusión de todas las cosas, el cumplimiento, la realización de Su propósito eterno. Todo esto es lo que se llama "la obra de Dios"; y la obra de Dios tiene varios capítulos; y uno de esos capítulos es la obra que Dios dice que haría en nuestros días; y Pablo refiere que esos días son a partir de la primera venida del Señor Jesús; porque él está testificando de la venida del Señor Jesús, de la obra de Cristo en la cruz, de la resurrección, del derramamiento del Espíritu,  de la comisión dada a la Iglesia y del trabajo de Dios con la Iglesia. Entonces, esa es la obra de Dios, que Dios está haciendo en nuestros días; no podemos menospreciarla, aunque podemos también asombrarnos; y algunos pueden desaparecer. ¡Qué serio! ¿no?, que Dios relacione con Su obra en nuestros días esas tres palabras: mirar, asombrarse y desaparecer. La obra del Señor es para que nosotros desaparezcamos, y para que el Señor aparezca; esa es la obra de Dios.

La gesta de Cristo.-

Las fiestas solemnes de Israel nos recuerdan la gesta de Cristo, la obra del Señor, los distintos aspectos de Su obra. Dentro de estos aspectos de Su obra tenemos  el de Su muerte expiatoria en la cruz, tal como aparece a nosotros, en el sentido objetivo, jurídico, exterior, en la fiesta de la Pascua; Él murió por nosotros. Pero también tenemos que comerlo, al Cordero sacrificado, y con panes sin levadura; entonces, por eso la fiesta de la pascua venía junto con la de los ácimos, y con la de las primicias, que habla de la resurrección. Entonces, hay el aspecto jurídico y el aspecto orgánico, lo que El hizo en sí mismo y lo que hace en nosotros; por eso aparece también luego la fiesta de Pentecostés, después de las primicias, a los cincuenta días, la obra del Espíritu, que es otro capítulo de la obra de Dios; pero después de Pentecostés, y cubiertos por la expiación, y en espera de la conclusión, está la obra de las trompetas, que significa a Cristo siendo anunciado. Recién entonces llega la fiesta de los tabernáculos.  

La obra del ministerio.-

Hay, pues, una obra divina de creación, una obra divina de providencia, una obra divina de redención, y también hay una obra divina de inspirar las Sagradas Escrituras, de edificar el cuerpo de Cristo, de constituir el ministerio del cuerpo, de dar a la iglesia apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros, para que edifiquen el cuerpo de Cristo, por medio de perfeccionar a los santos. Son los santos los que hacen en Cristo, por el Espíritu, la obra del ministerio. Entonces ahí podemos darnos cuenta de cómo, dentro de la obra de Dios, está ese gran capítulo de la fiesta de las trompetas, que es Cristo siendo anunciado, la Palabra siendo inspirada, siendo escrita, y siendo expuesta; porque, como dice inspiradamente el salmista: la exposición de las palabras de Dios alumbra. Esto es también parte de la obra de Dios; no es la única, pero es parte de la obra de Dios. Nos damos cuenta de que de la obra de Dios surge lo que se llama en la Palabra: "la obra del ministerio". La obra el ministerio es necesaria dentro de la obra de Dios, y es también parte de la obra de Dios. Aunque haya diversidad de dones, hay un mismo Espíritu; y aunque haya diversidad de ministerios, hay un mismo Señor que coordina todos los ministerios  en el ministerio del Nuevo Pacto, del Nuevo Testamento, de la justificación, de la reconciliación, del Espíritu, de la Palabra, en el sentido completo del consejo de Dios. Entonces, pues, la obra del ministerio también es parte de la obra de Dios; es Dios mismo el que hace estas obras. Dice la Palabra que Cristo constituyó a Pablo ministro, según la gracia de Dios que le fue dada, y según la operación de Su poder. Entonces, la obra de Dios es la operación de Su poder en gracia, a través de todos los miembros del cuerpo. El trabajo del cuerpo de Cristo es parte de la obra de Dios, porque es la operación de Su poder en gracia; y es necesaria la obra del ministerio del cuerpo de Cristo para que la obra total de Dios tenga su culminación.

La apertura del primer Sello.-

El Hijo de Dios e Hijo del Hombre ascendió resucitado, y se sentó a la diestra del Padre, y se le fue dado el Libro de los Siete Sellos. El primer sello que Él abrió fue el del caballo blanco, con su jinete para vencer; y Él derramó Su Espíritu, constituyó apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros, para perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo; esa es la fiesta de las trompetas: Cristo siendo anunciado. Después de la fiesta de Pentecostés, viene la fiesta de las trompetas; esa es una obra de Dios. Alguien mencionó aquí a un personaje que se está oponiendo, realmente no a los evangélicos ni a los pastores meramente, sino a la obra de Dios. Si este menospreciador no mira, no se asombra, entonces desaparece en su ceguera; ese y cualquier otro. Hay algo que Dios mismo está haciendo en nuestros días. Una obra que Yo haré, dice el Señor, en vuestros días; y parte de esa obra es la obra del ministerio. Tal expresión: la obra del ministerio, que se usa en el Nuevo Testamento, ya había sido adelantada por el Espíritu Santo en al Antiguo Testamento de manera tipológica. No vamos a ver todos los pasajes, pero por lo menos alguno representativo en el libro 1º de Crónicas.

Tipología veterotestamentaria de la obra del ministerio.-

Vamos al primer libro de Crónicas, capítulo 23, porque es un capítulo tipológico; recordemos que en estos capítulos está siendo ordenado el servicio de la casa de Dios: los porteros, los levitas cantores, etc., etc. Entonces, en el capítulo 23, que las Sociedades Bíblicas titularon: "Distribución y deberes de los levitas", hay varias expresiones a lo largo del capítulo, que algunas  concentran la importante expresión, y que podemos leer desde el versículo 24 en adelante. Había mencionado una serie de personas, y dijo: "Estos son los hijos de Leví, en las familias de sus padres…"; notemos aquí que primero son personas; y estas personas están en una familia, y están corporativamente trabajando bajo el gobierno de Dios; "…jefes de familias según el censo de ellos, contados por sus nombres, por sus cabezas, de veinte años arriba, los cuales trabajaban (eso es plural) en el ministerio(eso es singular) de la casa de Yhaveh". Todos ellos trabajaban en ministerios diferentes; pero sus diferentes ministerios, funciones y actividades, formaban parte de una actividad o servicio colectivo que entre todos prestaban; ese servicio colectivo, donde las partes de todos y cada uno se juntaban y ensamblaban unas con otras, se llamaba "la obra del ministerio de la casa de Dios".  

Podemos seguir leyendo; voy a saltarme el versículo 25, y dice en el verso 26: "Y también los levitas no tendrán que llevar más el tabernáculo y todos los utensilios para su ministerio". Ahora era el templo; entonces, habiendo pasado del tabernáculo, o de la tienda, al templo, ahora su ministerio se modificaba según las circunstancias; y ahora voy a leer el v.27: "Así que, conforme a las postreras palabras de David, se hizo la cuenta de los hijos de Leví de veinte años arriba. Y estaban bajo las órdenes de los hijos de Aarón (que representa el Sumo Sacerdocio que es Cristo) para ministrar en la casa de Yhaveh". ¿En qué lugares?  "En los atrios, en las cámaras y en la purificación de toda cosa santificada, y en la demás obra". Todo lo que se hacía, por ejemplo, en los atrios, en las cámaras, lo que se hacía para purificar cada cosa, todo eso era parte de esta obra; y ahora dice: "… y en la demás obra del ministerio de la casa de Dios". Entonces noten como el Espíritu Santo estaba introduciendo en la tipología el concepto de la obra del ministerio del cuerpo de Cristo, el cual es hoy la casa de Dios, el pueblo de Dios, la Iglesia. Aquello era una figura; hoy es la realidad.  

En el Nuevo Testamento.-

En el Nuevo Testamento, ya los hermanos conocen muy bien, tenemos aquella expresión; en Efesios, en el capítulo 4, aparece en el versículo 10: "El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos (¿para qué Él subió?) para llenarlo todo". (Siéntate a mi diestra hasta que Yo ponga a todos tus enemigos por estrado de tus pies…/… Toma el libro y abre sus 7 sellosCuando termines de abrir el Libro, los reinos del mundo vendrán a ser del Señor y de Su Cristo). Entonces Él se sentó a la diestra y comenzó a abrir el Libro; y lo primero que puso a cabalgar fue el caballo blanco. Ese jinete comenzó a cabalgar desde que Jesucristo se sentó a la diestra de Dios y comenzó a abrir el Libro. Escrito está: "…subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo. Y él mismo dio (voy a traducir aquí con más exactitud, porque la palabra "constituyó" tiene aquí como una connotación un poco clerical, un poco eclesiástoide, pero no en el sentido bíblico sino en el sentido tradicionalista institucional; mas la palabra en el griego es edoken, o sea, dio Dios; de dar; es decir, Dios está regalando ciertas personas a la iglesia; no poniéndole opresores a los santos, sino haciéndole regalos; es muy diferente el sentir de la manera como Pablo habla; entonces por eso prefiero traducirlo así: "Y él mismo dio a unos, apóstoles, a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de…". Él dio; esa es parte de Su obra, de la obra de Él en nuestros días. ¿Para qué Él da esas personas?, ¿Cuál es el objetivo? ¿Que los dados se engrandezcan?, ¿Qué sean un clericado especial, un sacerdocio insufrible? ¡No!, el objetivo es un regalo a la iglesia, para la iglesia; dice: "…a fin de perfeccionar a los santos…".  Dios le da personas a la iglesia con el objetivo de perfeccionar a los santos; el objetivo es los santos, que los santos hagan la obra del ministerio: Entonces la obra del ministerio no es hecha solamente por los apóstoles, por los profetas, por los evangelistas, por los pastores y maestros, sino por todos los santos, por todos los miembros del cuerpo de Cristo. Y si Dios dio ese regalo a la iglesia, no es para que sustituya el trabajo de la iglesia, sino para que lo promocionen, para que lo ajusten, para que lo perfeccionen. Entonces allí aparece esa expresión que habíamos leído allá en Crónicas, "la obra del ministerio"; aquí dice: "para la edificación del cuerpo de Cristo", que eso es lo que es la casa de Dios.

 Decía que los levitas trabajaban juntos; eran muchos; había un censo; muchas personas; pero todas esas personas, de las que cada una tenía su particularidad, esa particularidad la debía realizar en la comunión del cuerpo; no perdía su particularidad, pero tampoco perdía su inclusión en el cuerpo. Y en esto necesitamos tener mucha claridad, y que el Señor, por su Espíritu, nos conceda mucho equilibrio. 

La obra de cada uno.-

La misma Biblia que habla de la obra de Dios, y que habla de la obra del ministerio de todos los santos, habla también de "la obra de cada uno". Entonces existe la obra de cada uno. La obra de cada uno es una obra particular, tiene su sello particular, no es igual a la obra de otro; la obra del páncreas no es la misma que la de los pulmones, no es la misma que la del estómago, no es la misma que la de los ojos; pero, aunque no es la misma, está coordinada dentro de una sola obra de todo el cuerpo. Entonces todo el cuerpo cumple una función conjunta, colectiva, para el Señor; entonces la obra de cada una está insertada en la obra del ministerio, y la obra del ministerio del cuerpo de Cristo es una parte de la obra de Dios. Respecto de la creación, bueno, nosotros no tuvimos nada que ver; de la providencia tampoco tenemos mucho que ver, aunque Él nos use como instrumentos providenciales; la obra de la redención le tocó hacerla a Él solito en la cruz; pero de la obra del ministerio de edificar el cuerpo de Cristo nos tocó una parte a nosotros en el Espíritu, así como en la obra de la providencia le tocó también a los ángeles cuidarnos, evitar algunos accidentes, producir algunas de las que nosotros llamamos entre comillas "casualidades". Él usa  ángeles para Su obra de la providencia, y de cuidado, etc.  Él usa los  miembros del cuerpo de Cristo para la obra del ministerio de la edificación del cuerpo de Cristo, que es la edificación de una esposa para el Hijo de Dios. Entonces la obra de cada uno está insertada, incluida, y es parte de la obra del ministerio colectivo. Entonces ahí necesitamos aprender un equilibrio.

Equilibrio y coordinación.-

El equilibrio es para no homogenizar demasiado, ni particularizar demasiado. En un extremo, a veces resaltamos tanto nuestra propia obra, que a veces nos olvidamos de que nuestra parte es apenas eso, una parte en el contexto de la obra de otros, y que debe encajar con la obra de otros. Pero podemos irnos al otro lado, y querer homogenizar, y pretender hacer a todo el mundo iguales a nosotros, cuando más bien el Señor estableció diversidad de ministerios, y dio diversidad  de dones, y también está escrito que Dios realiza diversas operaciones; hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo; hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo; y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las obras en todos, es el mismo. Dios tiene que ver con la obra de cada uno, y también con la obra de los equipos que Él forma; y hay diversidad de operaciones, pero Dios hace todas las cosas en todos.  

La obra de Dios es que el corazón palpite, y la obra de Dios es que los pulmones respiren, y obtengan el oxígeno, y se lo pasen a la sangre: y el aparato circulatorio tiene que hacer una cosa, y el nervioso otra, y cada uno tiene que hacer algo distinto. Entonces hay algo distintivo, que es la obra de cada uno; y a la misma vez, la obra de cada uno no es una obra aislada, no es una obra en contraposición a la de otros que son diferentes, y a veces hasta contrastantes. Aunque cada uno tiene su obra, esas obras son coordinadas por una cabeza: Jesucristo. Por eso en la Biblia se habla de la coordinación; pero no se trata de una coordinación que venga de la carne, y que pueda utilizar Satanás para estorbar con mucha astucia. ¡No!; se trata más bien de la coordinación que viene de la Cabeza, por el Espíritu, y que es sobrenatural, y que no tiene mano humana extraña. La Biblia dice: bien ajustados y coordinados en Cristo, el templo va creciendo para ser un templo santo en el Señor, edificados juntamente unos con los otros. 

Autoridad.-

Vamos a ver ahora un poco más de la tercera parte: la primera, la obra de Dios; la segunda, la obra del ministerio; la tercera, la obra de cada uno. Vamos a ver otra Escritura donde se nos habla de la obra de cada uno; ese "cada uno" es usted; puede poner su nombre y su apellido, y si quiere su cédula.  Vamos al evangelio de Marcos, hacia los últimos capítulos de su libro, al capítulo 13, versículos 33 en adelante, hasta el 37; allí donde el Señor está hablando: "Mirad"; bueno, hay que mirar, "velad y orad; porque no sabéis cuando será el tiempo. Es como (aquí está dando una figura, una parábola) un hombre (el Señor Jesús) que yéndose lejos (a la diestra del Padre) dejó su casa (esa es la iglesia aquí en la tierra; Él no se la llevó todavía, aunque nos sentó con El en lugares celestiales, pero en Espíritu) y dio autoridad (eso es en singular) a sus siervos (eso es en plural; o sea que Su autoridad, Su delegación, fue repartida entre Sus siervos, aunque ejercida colectivamente, mas también respetando y teniendo en cuenta las particularidades, pues ahora dice más:) y a cada uno su obra, y al portero  (que tiene que hacer una obra específica) mandó que velase". Es decir, tiene que estar atento el portero, para que no se infiltre nada extraño y para que cuando su Señor llegue, se levante y le abra y anuncie. Entonces aquí el Señor Jesús habla de la autoridad divina, que es una sola, pues dijo Jesús: toda potestad me es dada en los cielos y en la tierra; por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles que guarden todas las cosas que yo os he mandado; y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo. Se fue lejos, dejó por un tiempo Su casa, y dio autoridad a Sus siervos; la repartió entre ellos, pero a la vez la expresa en la comunión espiritual de ellos en acuerdo con el Espíritu; pero también añadió: "y a cada uno su obra". 

Siervos ajenos.-

Por eso en 1ª a los Corintios 3, si ustedes quieren ver conmigo, volvemos a encontrarnos con esa expresión en el versículo 13, pero voy a leerlo desde el v.10: "Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima, pero (fíjense en esa frase) cada uno mire como sobreedifica". Acerca del fundamento, nadie puede poner otro que el que ya está puesto; pero sobre el fundamento cada uno tiene que hacer su parte. Si usted va a hacer su parte,  para que sea una obra legítima, que no sea de paja, que no sea quemable, tiene que ser hecha en Cristo; producida por el actuar de Dios; como dice Pablo: El que actuó en mi; Dice: El que actuó en Pedro, actuó también en mi; también dice: me puso por ministro…/… según la operación de su poder. Para que la obra de cada uno sea legítima, tiene que ser producida en gracia por la operación del poder de Dios. Es el poder de Dios el que tiene que operar en cada persona, haciéndole entender a cada uno, así sea, incluso, que debe que recoger un papelito; esa también es parte de la obra de Dios; cada uno debe saberlo, pues tiene que nacer del soplo del Espíritu, tiene que ser una obra que tiene origen en Dios, que su origen es celestial, tanto la comisión, como la realización, como el objetivo; tiene que ser de Él, tiene que ser por Él, y tiene que ser para Él; entonces es parte de la obra de Dios, porque se originó en Él, se realiza por medio de Él, y se realiza para Él; esa es la marca de la verdadera obra de Dios: tiene que tener su origen en Dios, ser realizada espiritualmente, y tiene que ser para la gloria de Dios; de Él, por Él y para Él; así debe ser la obra en general, y la obra particular de cada uno.

Entonces aquí vuelve a hablar de la obra de cada uno; en el verso 10: "cada uno mire como sobreedifica"; ¿a quién le corresponde mirar como sobreedificar? ¿A quién le corresponde, en primer lugar, hacer lo mejor que sabe, y lo que le toca hacer particularmente? Cada uno mire; eso le toca a cada uno; por eso también da a entender la Escritura: ¿Quiénes somos nosotros para juzgar al criado ajeno? para su propio Señor es que está en pie, o cae; pero poderoso es el Señor para hacerle estar firme. El Señor tiene que decirnos como le dijo a Pedro, cuando estaba tan morbosamente interesado en la suerte de Juan; preguntó Pedro al Señor: ¿y qué de Juan? Como quien dice: Ya me dijiste lo que me va a acontecer a mi; pero, y a Juan ¿qué? Y el Señor le responde: ¿y qué a ti? Como quien dice: y a ti ¿qué te importa? Sí, es como una manera de decir: ¿qué te importa a ti?; ¿Con qué derecho quieres meter tus narices en todas partes? tú asegúrate de hacer tu parte, haz tú lo mejor que puedas, anda en el Espíritu, sí, haz tu parte, y hazla como te toca hacerla a ti, y nadie tiene porqué interferirte. Noten esto; es necesario tener equilibrio; no debemos homogenizar la obra del Señor, ni pretender controlar a los hermanos de una manera carnal, porque esa es una táctica que usa Satanás para estorbar la obra. Desgraciadamente a veces queremos homogenizar y controlar  por medios naturales, y utilizamos  a veces sistemas coercitivos, y establecemos cláusulas manipuladoras, y a veces hasta organizaciones que le quitan la autoridad al fluir del Espíritu, y la colocan en un carro de bueyes. El peso del Arca, de la llevada del Arca del Pacto, de la Palabra y de la gloria de Dios, tiene que pesar sobre el corazón de cada hombre escogido por Dios; no se trata de una cosa maquinal. La maquinaria conduce a mortandad.

A veces por nosotros mismos repartimos y decimos: esto te va a tocar a ti, esto me va a tocar a mí, esto le va a tocar a él; y hacemos las cosas según un criterio meramente humano y una organización humana; ese es el carro de bueyes que conduce a la mortandad; el carro de bueyes es cualquier mecanismo de fabricación humana que pretenda hacer la obra de Dios, metiendo la mano para manipular. Eso estorba la obra de Dios, la cual debe pesar espiritualmente sobre el corazón de cada uno de los escogidos por Dios mismo.  

Una cosa es que cada uno, cada levita, cada sacerdote, que ahora en el cuerpo de Cristo lo somos todos los miembros del cuerpo, hombres y mujeres, hijos de Dios, cada uno tenga el peso del Arca sobre su corazón; y otra cosa muy diferente, aunque aparentemente mucho más fácil y práctico para lo meramente humano, es pretender hacer como hizo Montesquieu, repartirse los poderes, creando diversos aparatos, como el poder Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial, sin importarnos la vida y la disposición divina, pretendiendo usurpar por nosotros mismos una tajada en la torta de Dios. Creamos un aparato para maniobrar, pero ese aparato no tiene vida. Dios no comisionó aparatos, Dios no comisiona sistemas, Dios no comisiona estatutos, Dios comisiona personas escogidas por Él, personas que tienen el peso de Dios en su corazón, y que el Espíritu opera en ellas, por la operación de Su gracia y Su poder. Es por la gracia del Señor que una persona comienza a servir y a hacer lo que a esa persona le corresponde; y nos dice la Palabra a los demás, y todos somos los demás: ¿quién eres tú que juzgas al criado ajeno? Para su propio Señor está en pie o cae, pero poderoso es el Señor para hacerle estar  en pie. Precisamente ese, el que tú y yo estamos criticando, ese es un siervo ajeno.

Entonces cada uno tiene una obra específica que hacer; y también les digo esto: cada uno de los que tenemos una obra particular, y cada uno la tiene, tiene que tener dos cuidados: por la derecha y por la izquierda; hay un querubín guardián en un extremo, y otro querubín guardián en otro extremo. Por un lado, tú no tienes que hacer tu obra particular de manera individualista, no tienes que desvincularte del cuerpo, debes saber que tu parte es con el cuerpo; por otra parte, no puedes permitir la homogenización, la enajenación de tu función particular, porque el Señor establece unos límites y dice: esta es la obra de uno, esta es la obra del otro; aunque la del uno y la del otro, son la obra del ministerio, esta es la obra de Dios. Dentro de la obra de Dios, está la obra del ministerio, y dentro de la obra del ministerio, está la obra de cada uno; y si hay la obra de cada uno, entonces hay la obra del otro, la tuya y la del otro.  

La obra de otro, regla y medida.-

Vamos a ver donde habla de la obra del otro, pero debemos aquí todavía seguir hablando un poco de la obra de cada uno en la 1ª a los Corintios; no sólo en el verso 10 del capítulo 3, sino que el versículo 13 dice: "la obra de cada uno se hará manifiesta" ¿Amén?  Así como en Marcos se habla de la obra de cada uno, en 1ª a los Corintios se habla también de la obra de cada uno.

Ahora veamos 2ª a los Corintios; como en la primera habló de la obra de cada uno, ahora también explica de la obra del otro, y de fundamento ajeno; es decir, puesto, de parte de Dios, por otro. Vamos a 2ª a los Corintios capítulo 10 verso 16; y voy a leerlo desde el verso 12 para tener el contexto: "Porque no nos atrevemos (porque eso sería un atrevimiento) a contarnos ni a compararnos con algunos que se alaban a sí mismos; (no hay que contarse ni compararse con los que se alaban a sí mismos) pero ellos, midiéndose a sí mismos por sí mismos…"  Uno, cuando está solito, encuentra que es el mejor, que es la última palabra, y como decimos: es la última coca-cola en el desierto, verdad?; entonces eso no es sabio, medirse a sí mismo por sí mismo, "y comparándose consigo mismos, no son juiciosos"; o sea, por ahí empiezan a "aflojársele las tuercas a uno"; por eso es necesario estar dentro de la comunión, sin perder la identidad entregada por el Señor, pero sin aislar la identidad individual de la identidad colectiva del cuerpo y de la obra colectiva. Entonces dice: "Pero nosotros…" ah! Pablo está haciendo diferencia entre algunos medio loquitos y (dice:) "nosotros"; ojalá estemos entre los cuerditos y no entre los loquitos; "pero nosotros no nos gloriaremos desmedidamente…"; aquí usa una palabra: "desmedido"; ¿qué quiere decir desmedido? No estar dentro de las medidas, quedarse corto o sobrepasarse, ir más allá de lo que le corresponde, o no ir hasta donde le toca. Entonces, cuando tú no vas hasta donde te toca, tú estás siendo irresponsable, y vas a afectar el cuerpo; y cuando te vas más allá de lo que te toca, también afectas al cuerpo. Entonces por eso se habla de una medida; no hay que desmedirse, ni por defecto, ni por exceso, "…sino conforme a la regla que Dios nos ha dado por medida". Hay algo en el Nuevo Testamento que se llama una regla dada por Dios para medir, para saber hasta donde tengo que llegar, y sólo hasta dónde puedo llegar; eso es lo que se llama una "plomada", una regla dada por Dios como medida; Dios da una regla; esa regla dice: hasta aquí puedo llegar  y hasta aquí he de llegar, pero de aquí para allá no puedo sobrepasarme. Entonces, luego explica así: "la regla que Dios nos ha dado por medida, para llegar también hasta vosotros"; o sea que la regla tiene que ver con la llegada pionera hasta los otros.

Por ejemplo, Pablo llegó a Corinto enviado por Dios, y comenzó un trabajo en Corinto; entonces él tiene que poner de parte de Dios el fundamento en Corinto, pero no en Jerusalén, porque en Jerusalén le correspondió a Pedro, a Jacobo y a Juan; y también, cuando Pablo se iba a meter en Bitinia, el Espíritu Santo le dijo: no, no vayas a  Bitinia; quien debía ir era Pedro; sí, a Pedro le correspondió ir a Bitinia. Quiere decir que Dios le entregó Bitinia a Pedro, y le entregó a Pablo, Macedonia. Si Dios le dice a Pablo: ven a Macedonia, y no vayas a Bitinia, y no te metas en Misia, quiere decir que hay un ambiente en el cual él va a ser útil, y otro en el que no. Pablo, yo sé, yo conozco a mis amados en Jerusalén, Pablo, no van a recibir tu testimonio en Jerusalén, yo te envío lejos a los gentiles; allá te voy a usar con los gentiles;  en Jerusalén se va armar un problema; desde que llegues te van a hacer esto y aquello; ¿se dan cuenta?

Medidas, medidas; la obra de cada uno, la obra de otro, la medida apropiada de relacionarse, la obra del uno con la del otro, porque la obra de los dos, o de los tres, o de los cinco, es ya diferente, son diferentes, son particulares, son complementarias, no rivales, nunca debemos actuar de una manera rival, sino de una manera complementaria, porque el otro no va a ser como tú, ni tú como el otro, pero no son enemigos, son complementarios, pero en el complemento debemos aprender hasta donde yo puedo llegar, incluso hasta donde debo llegar, y donde no debo meterme, y donde debo aprender a retirar mi mano.  

Dice así el verso 15: "No nos gloriamos desmedidamente en trabajos ajenos". Hay un alegrarse o gloriarse que es legítimo, pero hay uno que es desmedido; ¿qué quiere decir trabajos ajenos? Que Dios le encargó al páncreas hacer un trabajo; el hígado puede ayudarlo, pueden complementarse; pero no va a hacer el hígado el mismo trabajo del páncreas; y tampoco podemos decir: tienen que escoger; ¿o se van con el hígado o se van con el páncreas? ¡No!, sino que necesitamos al páncreas como el páncreas es, y necesitamos al hígado como el hígado es; necesitamos a los dos, no tenemos que ponerlos a pelear, dejémosle ser distintos, apoyarse, complementarse, no estorbarse, ¿se dan cuenta? Además, Dios entregó jurisdicciones a cada uno que no deben ser violadas. "No nos gloriamos desmedidamente en trabajos ajenos, sino que esperamos (porque en esto hay que tener mucha paciencia) que conforme crezca vuestra fe (o sea, cuando los hermanos sean más maduros, no ahora, sino después) seremos muy engrandecidos entre vosotros, conforme a nuestra regla". Por ahora somos criticados, y no nos consideran apóstoles, dice Pablo; pero ahora en nuestros tiempos reconocemos a Pablo. Muchas veces, cuando se va a partir el pan, ni siquiera se usan las palabras de Jesús en los evangelios, sino las de Pablo. Muchas veces no se leen las palabras del Señor en Mateo, ni en Marcos, ni en Lucas, ni en Juan, sino que se lee casi siempre a Pabloen 1ª a los Corintios. Ahora honramos a Pablo, pero cuando Pablo estuvo en medio de ellos, fue tratado como si fuera un inferior, ¿se dan cuenta?

Sigue diciendo Pablo: "…sino que esperamos que conforme crezca vuestra fe seremos muy engrandecidos entre vosotros, conforme a nuestra regla; y que anunciaremos el evangelio en los lugares más allá de vosotros, sin entrar en la obra de otro…". No es que no pueda entrar, si se le convida, sino que enseña que no se debe entrar para gloriarse en lo que ya estaba preparado. Si de parte de Dios le correspondió tal jurisdicción a Pablo, con Timoteo, con Tito, con cualquiera de ellos, bajo su autoridad, y fundar la iglesia en Corinto, entonces son ellos los que deben poner las cosas en orden allí, son ellos los que deben nombrar a los ancianos, y auditar las situaciones; no le corresponde a los que fundaron la iglesia en Jerusalén, pero no la de Corinto; a Pablo no le corresponde hacer eso en Jerusalén, pero le corresponde hacerlo en Corinto. Y dice Pablo que él procuró no gloriarse desmedidamente en los trabajos ajenos; porque es muy fácil, cuando un árbol está plantado, sentarse a su sombra y comer de su fruto; lo que es difícil es plantar el árbol cuando no hay árbol, y regarlo, y cuidarlo hasta que esté grande, para que puedan venir las aves y hacer sus nidos allí. Por eso Pablo prefería anunciar a Cristo donde no hubiera sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno. Pero otros pretendían dizque predicar a Cristo, pero para sembrar animadversión contra Pablo, y apartar a los hermanos de él, para que éstos les sirvan a ellos, gloriándose en trabajos ajenos. La Palabra de Dios nos enseña cual es la ética ministerial del Espíritu Santo.

Sígueme tú.-

Entonces, todo esto quiere decir que existen en la Palabra de Dios ciertos cuidados y delicadezas del Espíritu Santo que debemos guardar. Pero al mismo tiempo, no debemos poner murallas demasiado altas como si fuésemos un corpúsculo independiente; eso sería un exceso por un lado; la obra del Señor, y la obra de cada uno, está vinculada con la obra de los demás; y tenemos que admitir con sabiduría, generosidad y prudencia a los demás, y tenemos que aprender a vivir dentro de las medidas; y al mismo tiempo, tienes que mantener tu identidad de función; tú no eres todo, eres solo una parte; y como otros son otros y funcionan distinto, ellos no tienen las mismas cargas que tú tienes; a ellos no les importan ciertas cosas, y quizá sientan menosprecio por lo que a ti te fue encomendado; entonces ahora tú no puedes decir: ya que a los otros no les gusta  esto que yo hago, no lo voy a hacer más. No, sino que tú tienes que hacer lo que a ti corresponde, aunque otro no lo haga; a ti te tocó hacer esto; puede ser que el otro diga: yo no lo haría así, sino que yo lo haría asá. Bueno, es que tú eres otro miembro; haz lo tuyo en tu jurisdicción como mejor lo sepas hacer. Que cada uno trabaje libremente, pero no pretendamos cuadricular a los demás.  

Tácticas infiltradoras y destructivas de Satanás.-

Vamos a ver un ejemplo en el libro de Nehemías, donde tenemos un precioso ejemplo de cómo Satanás es astuto para estorbar la obra del Señor. Ustedes recuerdan lo que dice el Libro de Nehemías después del trabajo de Sanbalat y de Tobías y Gesem; dice que paralizaron la obra, la estorbaron.  En el capítulo 6, la Sociedad Bíblica puso este título: "Maquinaciones de los adversarios"; oh! Tenemos un adversario que es Satanás, con sus demonios, que tienen sus maquinaciones; y esas maquinaciones de él las infiltra en corazones de personas, a veces desapercibidas, y las maquinaciones de Satanás pasan a ser maquinaciones de seres humanos, que tienen en su corazón alguna animadversión; y Satanás usa esa animadversión para provocar problemas y estorbar la obra. Entonces es necesario tener mucho cuidado con las maquinaciones de Satanás. Dice el capítulo 6: "Cuando oyeron Sanbalat y Tobías y Gesem el árabe (que es llamado también Gasmú, porque está en árabe y en hebreo) y los demás de nuestros enemigos, que yo había edificado el muro, y que no quedaba en él portillo (aunque hasta aquel tiempo no había puesto las hojas en las puertas)…"; todavía no estaba todo bien hechecito, pero ya se estaba haciendo el muro para hacer separación entre lo santo y lo profano; ah! noten aquí la maquinaria "ecuménica"; noten aquí como Satanás utiliza aquí esa animadversión, esa rabiecita, esa cosita, para venir a crear un ambiente desanimador. 

Verso 2: "Sanbalat y Gesem enviaron a decirme: Ven y reunámonos en alguna de las aldeas en el campo de Ono. Mas ellos habían pensando hacerme mal". O sea, lo que había en sus corazones era animadversión, pero por fuera parecía unidad, reunámonos, hagamos las cosas juntos; pero ellos querían estar allí para ejercer una presión no nacida del Espíritu, no nacida de la comisión divina, sino nacida de sus intereses particulares, de su animadversión. "Reunámonos, reunámonos". Hermanos, como les decía, Pablo dice en Filipenses: Algunos predican a Cristo sinceramente; pero hay personas, dice Pablo, que predican a Cristo no sinceramente, sino por contienda y pensando añadir aflicción a mis prisiones.  Ellos le tenían "cosita" a Pablo; entonces anunciaban a Cristo, eso era lo bonito, eso era el caramelo por fuera, ah! es Cristo, no Pablo, es Cristo, no Pablo, decían; pero la obra de Cristo la estaba haciendo Cristo por Pablo; en cambio ellos se cobijaban bajo el nombre de Cristo para hacer su propia obra contra Pablo; eran las maquinaciones de su propio corazón; todas estas suceden, y las utiliza Satanás para estorbar la obra de Dios. 

Debidas distancias.-

Sigue diciendo Nehemías acá: "Y les envié mensajeros, diciendo: Yo hago una gran obra, y no puedo ir; porque cesaría la obra, dejándola yo para ir a vosotros".  Nehemías no cayó en la trampa de la homogenización, donde aquellos querían controlar, imponer su opinión y manejar las cosas, siendo que se le había encomendado a él específicamente hacer esto. Pero recordemos también lo que le pasó a aquel profeta joven que Dios le dio una comisión, pero por allá le llegó un profeta viejo y le dijo: Yo también soy profeta de Dios como tú; además soy más viejo y tengo más experiencia; ¿cómo es que no vas a comer y a beber aquí conmigo? ven, comamos y sentémonos aquí. Y el pobre profeta joven se dejó homogenizar, dejó enajenar su obra encomendada a él por Dios, y desobedeció la comisión directa que él recibió; la comisión era para que fuera, hablara, y se volviera sin comer ni beber nada de ese lugar, porque esa sería la manera de decir: no participo con vosotros en vuestro pecado, os anuncio el juicio. Pero el otro profeta viejo, astuto, "canchero", diplomático, político, le hizo desviar de su comisión a ese profeta joven, y el profeta joven desobedeció a Dios, y se sentó a comer, y descuidó su comisión, y murió. ¿Por qué murió? porque desobedeció; ya Dios no podía más contar con El. Cuando tú tienes una comisión que es de Dios, primero tienes que saber  ser de Dios, y también el cuerpo debe examinar, pero en Espíritu, porque a veces hay supuestas "democracias", llamadas mejor "carnocracias", que crean ciertas presiones sociales sobre los hermanos para manipularlos, para controlarlos. El Espíritu Santo nunca hace eso; el Espíritu Santo siempre es respetuoso con cada persona; no trata de manipular, ni controlar. Cuando se quiere crear un ambiente coercitivo y "policiaco", entonces no veremos el ambiente espiritual apostólico de Pedro, Jacobo y Juan, sino el conspirativo y envidioso de Sanbalat, Tobías y Gesem el árabe, "apóstoles" de otro,  "apóstoles" de las maquinaciones del adversario, ¿se dan cuenta?. ¿Cómo reaccionó Nehemías? Yo hago una gran obra, yo tengo que hacer lo que me ha sido encomendado, no pretendo que lo mío sea lo único, pero haré mi parte lo mejor que puedo, y tengo que honrar mi ministerio, como dijo Pablo; no voy a permitir que sea deshonrado, porque no se trata solo de mí, sino de la obra de mi Señor. Lo de Nehemías y Pablo, Moisés y Samuel, no era solo un asunto meramente humano de ellos, sino que era algo del Señor. 

Ahora, cuando estamos en el cuerpo, tenemos que aprender a respetar el ministerio de los otros, y aprender a saber llevar a la coordinación, sin necesidad de la homogenización, y sin necesidad del aislamiento; no está bien el aislamiento, pero tampoco está bien que nosotros dejemos enajenar la obra del Señor por una presión que no nació del Espíritu, y que contradice la comisión. El libro de Nehemías sigue diciendo en el verso 4: "Y enviaron a mí con el mismo asunto hasta cuatro veces"; noten, ellos querían meterse en lo que otros estaban edificando, pero no para colaborar, sino para estorbar; no se daban cuenta de que su criterio estaba influido por Satanás; así lo suele hacer. Hay una gran diferencia, que se puede notar, cuando alguien está en un espíritu de colaboración, o cuando va a ser usado por Satanás para estorbar. ¿Verdad que se puede notar?  

Sigue diciendo el verso 5: "Entonces…"; ah! ellos insistían e insistían; pero entonces ahora ya empezaron a mostrar las garras; primero Sanbalat era muy diplomático, "reunámonos"; pero ¿qué era lo que habría en el corazón de esa reunión? ¿De dónde habría nacido esa reunión? Hermanos, no piensen que hay que reunirse siempre. A veces hay personas que organizan reuniones con la intención de estorbar a otros; para eso algunos hacen reuniones, para estorbar a los siervos de Dios en su trabajo; no piensen que eso no sucede; sucede muchas veces. Dice aquí: "Entonces Sanbalat envió a mí su criado para decir lo mismo por quinta vez, con una carta abierta en su mano"; ahora empieza la presión más dura, ahora empiezan las acusaciones: te quieres engrandecer, quieren hacerse ustedes los más grandes, como le dijeron Coré, Natán y Abiram a Moisés y a Aarón; lo mismo le dijeron aquí a Nehemías: "Se ha oído entre las naciones, y Gasmú (que es el mismo Gesem, sólo que uno es en árabe y otro en hebreo) lo dice, que tú y los judíos pensáis rebelaros"; empiezan a acusarlos de rebelión; a quien no se somete a la maquinaria de la presión eclesiastoide, se le trata de rebelde; personas que tienen comisión de Dios a veces son tratados de rebeldes, porque los quieren manipular y ellos no se dejan, como dijo Pablo: no cedimos a los que diciéndose hermanos, entraron encubiertamente para estorbar la libertad que tenemos en Cristo, a los cuales ni por un minuto cedimos, para que la verdad de Dios permaneciese con vosotros. Pablo vivía y hablaba del cuerpo de Cristo, pero él no era tonto; él discernía el espíritu que se movía en la política eclesiástica. Sigue el libro de Nehemías: "dice, que tú y los judíos pensáis rebelaros; y que por eso edificas tú el muro, (las medidas, las reglas de Dios), con la mira (o sea, esas son tus intenciones) según estas palabras, de ser tú su rey (te quieres hacer el rey), y que has puesto profetas que proclamen acerca de ti en Jerusalén, diciendo: ¡Hay rey en Judá! Y ahora serán oídas del rey las tales palabras; ven, por tanto, y consultemos juntos". ¡Cómo quieren meterse en lo que no les corresponde!; eso es lo que se llama "impertinencia", meter las narices donde no se debe; y lo que es peor, con malas intenciones. 

Verso 8: "Entonces envié yo a decirle: No hay tal cosa como dices, sino que de tu corazón tú lo inventas. Porque todos ellos nos amedrentaban, diciendo: Se debilitarán las manos de ellos en la obra, y no será terminada (eso era lo que ellos querían, o sea, Satanás, pero a veces él usa corazones humanos) Ahora, pues, oh Dios, fortalece tú mis manos." Ay,  después vino la presión por medio de falsas profecías; ahora le llegaron con falsas profecías: "Vine luego a casa de Semaías hijo de Delaía, hijo de Mehetabel, porque él estaba encerrado; el cual me dijo: Reunámonos en la casa de Dios, dentro del templo (como quien dice: oremos juntos) y cerremos las puertas del templo, porque vienen para matarte; sí, esta noche vendrán a matarte. Entonces dije: ¿Un hombre como yo ha de huir? ¿Y quién, que fuera como yo, entraría al templo para salvarse la vida? No entraré. Y entendí  que Dios no lo había enviado, (noten: una cosa que parecía buena, orar juntos) sino que hablaba aquella profecía contra mí porque Tobías y Sanbalat lo habían sobornado".  Inclusohay personas que no se dan cuenta de que fueron sobornadas, porque los sobornadores son tan sutiles, que destilan frasecitas como las de Absalón, para poner en contra al pueblo contra David. Aquella persona actuó manipulada. 

Hermanos, en la edificación de la casa de Dios, todos juntos hacemos una sola obra; esa sola obra general  tiene muchas partes; cada uno tiene su parte, y cada uno tiene que hacer su parte con rectitud  ante Dios, defender lo que le fue dado y hacerlo, no dejarse enajenar, ni intimidar, ni manipular, ni amedrentar, ni estorbar; más bien haga lo mejor que pueda. Como dijo el Señor: trabajad entre tanto que es de día, porque viene la noche cuando nadie puede trabajar. Mientras haya tiempo de hacer las cosas, hágalas, antes que se levanten contra ti para estorbar tu trabajo. Si Dios te dio algo que hacer, hazlo con diligencia, haz lo mejor que puedas, no hagas lo del profeta nuevo que se dejó engañar del viejo; pero al mismo tiempo acuérdate de que tu parte es sólo una parte del cuerpo, que tienes que complementarte con otros verdaderos de corazón limpio, que no importan las diferencias exteriores sino la identidad de espíritu; tenemos que convivir con los que de corazón limpio invocan al Señor, no aislarnos, sino estar con los demás hermanos genuinos para edificar el cuerpo; si eres páncreas, sé un buen páncreas, pero no trates de ser hígado-páncreas; deja al hígado ser hígado, y no trates de hacer al páncreas, hígado; y trabajen juntos en armonía, cada uno dentro de sus límites, dentro del reconocimiento mutuo, como Dios hizo que Pablo reconociera a Jacobo, Cefas y Juan, y también Dios hizo que Jacobo, Cefas y Juan reconocieran la gracia que le había sido dada a Pablo. Y al haber un reconocimiento mutuo debe haber decoro,  decencia, cuidado, responsabilidad, sin irnos más allá, ni quedarnos más acá, ni en el extremo del aislamiento, ni en el extremo de la homogenización, de la manipulación, porque Satanás siempre intentará robar, matar y destruir; y con esto estoy terminando, aunque el Espíritu no me deja aún terminar, pues tengo que decir algo más: Satanás siempre quiere robar la obra de los que hacen el trabajo en el Espíritu. El Señor trabaja en y con los hermanos, y comienzan a evangelizar, se empiezan a reunir, se empiezan a multiplicar; entonces llega un "presidente de una misión", con su personería jurídica, ah!,  saquemos a éste, planean, y pongamos al pastor de nuestro Instituto; pero ese "pastor"  importado, que no nació allí, lo que hace es dañar lo que otro, el usado por Dios, había hecho; y al verdadero siervo de Dios le dan el codazo, y lo apartan, y entonces éstos arribistas vienen a cobijarse en el árbol ajeno, y a hacer estorbo; ¿se dan cuenta mis hermanos? Satanás siempre obra así,  a través del aparato, a través del carro de bueyes, a través de una organización humana, motivada erradamente, con origen que no es celestial, metiendo la mano, "reunámonos", "consultemos juntos", hasta "oremos juntos", pero con tal de que usted no siga obedeciendo a Dios, sino a otro criterio; ¿se dan cuenta hermanos? En muchas obras de personas que comenzaron con Dios, después los hermanos cometen el error de entregar el trabajo que les fue encomendado, a X o Y  denominación o grupo, o a tal "pastor", o a tal organización, para que se haga cargo; pero éstos lo que hacen es desbaratar lo que Dios había hecho. Dios les había encomendado a unos ese trabajo, y les abrió la puerta a ellos, los usó a ellos, y por tanto son ellos  quienes deben guardar esa obra, ponerle muros, ser porteros, y guardarla para el gobierno de Cristo, del Espíritu y de la Palabra, y no entregar irresponsablemente lo que les fue encomendado, en otras manos que tengan otros intereses.  

En la política eclesiástica hay mucha gente que vive del modus vivendi eclesiástico. Es necesario tener cuidado con eso. Siempre aparecerán personas con piel de oveja diciendo: Hermano, veo que ustedes tienen muchos grupitos por las casas, yo estudié en el seminario tal, y he sido pastor en tal denominación, ¿por qué no me da uno de esos grupitos? Qué fácil, ¿verdad? ¿Por qué no empiezan ellos mismos a reunir personas en su propia casa para evangelizar y edificar? No les estoy diciendo cosas que no suceden, sino cosas que suceden muy a menudo en la cristiandad, por causa de que los hermanos no tienen claras estas cosas: la obra de Dios, la obra del ministerio y la obra de cada uno. Cada uno debe ser fiel al hacer su obra; no de manera aislada; no debemos pretender ser los únicos, sino estar en concordancia con los que de corazón limpio invocan al Señor, en un buen espíritu. Cuando veas otro espíritu, así como éste que promocionaron Sanbalat, Tobías y Gesem, guarda distancia, porque la Palabra del Señor dice: en vano se tenderá la trampa a los ojos del ave; y también dice la Escritura: huye como gacela del que arma lazos. Armar lazos implica aquellas presiones viles para enajenar tu obra. Entonces haz lo que tienes que hacer, pero como no eres solo, hazlo en la verdadera comunión del cuerpo, pero asegúrate de que sea la verdadera, asegúrate de que es algo del Espíritu, algo que el Espíritu organizó. El Espíritu colocó a personas diferentes juntas para complementarse, para amarse, para reconocerse mutuamente, para trabajar juntos; pero no para rivalizar, ni para estorbar, ni para enajenar, manipular, controlar; el control lo debe tener siempre el Espíritu Santo, porque es Él quien reparte a cada uno como Él quiere.

Disposiciones soberanas de Dios.-

Dios no reparte como a ti te parece. A veces nosotros alargamos con ligereza y atrevimiento nuestra mano, y queremos ser nosotros los que repartimos como a nosotros nos parece; y decimos: vamos a bajarle a éste, y vamos a subirle a aquel, como si fuéramos el Espíritu Santo. ¿Qué tal que los apóstoles hubieran dicho: "¿Cómo es posible que Pablo aparezca tanto en Hechos de los Apóstoles? Pero Tomás casi no aparece;  vamos a cambiar el libro de los Hechos, rebajémosle páginas a Pablo, y démoselas a Tomás y a otros que no aparecieron tampoco.  Pongamos un capítulo para Pedro, uno para Jacobo, otro para Andrés, y así sucesivamente; así seremos mejores". Pero, amados hermanos, no fue eso lo que el Señor inspiró. Más bien dijo el Señor: quitadle a aquel la mina, y dádsela al que tiene diez, pues al que tiene le será dado, mas al que no tiene, aún lo que tuviere le será quitado.  

Cuando yo era joven, oía a los Beatles; y cuando iba a mirar la autoría de las canciones, veía: esta de Lennon-McArtney, esta de Lennon-McArtney, casi siempre; ah! esta por fin es de Harrison; pero continuaba Lennon-McArtney, Lennon-McArtney, casi siempre; por ahí, cada tercer disco, o más, una de Ringo; pero, ah!, yo con mi justicia propia quería que fuera una de Ringo, otra Lennon, otra de Harrison, otra de McArtney, todos igualados con mi rasero; pero no es como nosotros queremos. Hermanos, tengan cuidado para no meter las manos para manipular la Iglesia del Dios Vivo como a usted le gustaría  o como a otros les gustaría y lo utilizan a usted para presionar. Dios reparte como El quiere; además, no somos nadie para juzgar la obra de otro. ¿Qué a mí? Debo hacer lo mejor que puedo, y debo tener la mejor relación que pueda con los otros hermanos, en cuanto de mi dependa; pero no debo permitir que lo que recibí del Señor, y tengo que hacer, sea enajenado. Sin aislarme del cuerpo, sino con el Espíritu, en comunión, con prudencia, sabiendo hasta donde se puede llegar, etc. etc.  Yo confío en que el Espíritu Santo confirmará lo que sea de Él; y lo que sea meramente mío, ojalá también se los muestre Dios, para que se libren de lo meramente mío, y se queden con lo que es del Señor. Gracias hermanos.  

Gino Iafrancesco V., 2/IX/2007, Bogotá, Colombia.

Transcripción de: Marlene Alzamora, revisada por el autor.

______________________________________________________  

Permalink :: 91 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

LAS DOS BESTIAS DEL FIN

Por Gino Iafrancesco V. - 23 de Enero, 2008, 0:23, Categoría: General

LAS DOS BESTIAS DEL FIN

 

El tema que vamos a tratar a continuación está íntimamente relacionado con lo que estudiamos en el libro de Daniel. Lo que leímos de Daniel nos ayuda a entender el capítulo 13 de Apocalipsis. Muchas cosas que aparecen acá tienen sus raíces allá, Por eso era necesario ver esas raíces primero para poder tener las herramientas necesarias para poder interpretar aquí. Entonces vamos a leer Apocalipsis capítulo 13. 

LA BESTIA DEL MAR

 

En esta versión dice: “Me paré sobre la arena del mar…”; realmente ese es el verso 18 del capítulo 12; y no dice  “Me paré” sino “Se paró”; así lo dice en el idioma griego del Nuevo Testamento; viene hablando del dragón que se paró sobre la arena del mar; y luego dice: “…y vi subir del mar una bestia”; ahí ya comienza el verso 1 del capítulo 13 en el libro de Aproximación. En “Aproximación al Apocalipsis” ya dimos cuenta de esto, y se puede probar en el idioma griego. Vuelve con esta figura: “…y vi subir del mar una bestia”; es la misma figura del capítulo 7 de Daniel, que los  vientos combatían en el mar, y ya había subido la primera bestia, ya había subido la segunda, ya había subido la tercera, y entonces subió la cuarta que es terrible; la última es esa misma que está viendo aquí Juan: “…y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas…”. Entonces aquí empezamos a darnos cuenta de que habla de los 10 cuernos que tiene la bestia final. La bestia final aparece con 10 cuernos; y veíamos que a la cuarta bestia de Daniel 7 también le salían 10 cuernos, y que la estatua que vio en sueños el rey Nabucodonosor tenía 10 dedos. Entonces aquí en Apocalipsis 13 aparece esta bestia final con siete cabezas y 10 cuernos.

Dice “…y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo.” O sea que todas ellas pretendían hacer algo, porque es un nombre blasfemo, un nombre contrario a Dios. “Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad.” Entonces vemos que estas figuras que se ven aquí, ya habían aparecido en Daniel 7; solo que Juan está describiendo aquí como la vamos a ver durante los 42 meses finales, o los tres años y medio, o tiempo, tiempos y medio tiempo; el tiempo de la tribulación del fin. O sea que Juan en el Apocalipsis está mostrando a la bestia del fin, el reino del anticristo; está mostrando cómo va a llegar a ser la “civilización” humana al final, la bestia del  anticristo; o sea, el cuerno blasfemo, y su base, de la cuarta bestia de Daniel 7. Entonces nos damos cuenta de que en la genética de esta bestia final están eclécticamente las características de las demás bestias; en el tiempo del fin hay una amalgama, lo que llamamos un eclecticismo globalista de todas las anteriores  “civilizaciones” ahora todas mezcladas.

Al principio, en Daniel 7, digamos, Babilonia viene siendo identificada; y Persia viene identificada; Grecia viene identificada, separadas una de la otra; y Roma viene identificada; pero ya al final, en Apocalipsis 13, vemos todo esto amalgamado, globalizado, todo integrado en un eclecticismo final. Démonos cuenta de que en la Biblia, en el libro de Daniel, aparecen los príncipes espirituales que dirigieron los imperios naturales; por ejemplo, en el capítulo 10 de Daniel, aparecía el príncipe de Persia; y  luego vendría el príncipe de Grecia; cuando cayó el príncipe de Persia, cayó el imperio Persa; pero el príncipe de Persia del que habla Daniel 10 es espiritual. O sea que Daniel y Pablo en Efesios 6 se están refiriendo a los principados, a las potestades y a los gobernadores de las tinieblas de este mundo.  Pablo, en Efesios 6, da a entender que son personajes del mundo espiritual, principados o potestades que dirigen o influyen en civilizaciones.

Entonces dice la Escritura Sagrada que ahora el ángel iba a pelear contra el príncipe de Persia; hablo del ángel en Daniel en el capítulo 10 de su profecía;  que cuando terminara con el príncipe de Persia, entonces el príncipe de Grecia vendría. Entonces, después de que el imperio Persa cayó cuando el príncipe demoníaco Persa cayó, vino el príncipe demoniaco de Grecia, y el imperio Griego subió. Pero luego vemos que en el capítulo 12 de Apocalipsis se dice que el dragón es el que ha tenido esas siete cabezas.

Mirémoslo un poco antes en el verso 3 de Apocalipsis 12: “También apareció otra señal en el cielo…”; note que es en el cielo, en los lugares celestiales. “…He aquí un gran dragón escarlata…” al que más adelante, en el verso 9, se le llama diablo y Satanás: “…Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero”; entonces aquí el dragón es Satanás, la serpiente antigua, y engaña al mundo entero; aquí se ve la influencia de Satanás sobre el mundo; y por eso dice en Efesios 2:2 que Satanás es el príncipe de la potestad del aire; el mundo opera según el espíritu de la potestad de este siglo, el príncipe de la potestad del aire, que es Satanás. Y dice Apocalipsis 12:3 de este gran dragón “que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cabezas siete diademas”; noten, a diferencia del dragón, la bestia tenía diez diademas, pero las siete cabezas tenían 10 cuernos. Así que en el mundo espiritual aparece Satanás teniendo siete cabezas, como sus principales lugartenientes, como sus principados de mayor potestad angelical, pero rebelde; principados, porque la Biblia habla de principados, de potestades, de gobernadores de las tinieblas de este siglo en las regiones celestes. Pablo toma todo este lenguaje precisamente de Daniel. Entonces ahí nos damos cuenta de que esos principados que menciona, como el ejemplo que vimos de Persia y de Grecia, son espirituales; y aparece aquí en Apocalipsis 12 el dragón con estas siete cabezas; o sea, estos siete principales lugartenientes, los principados de los ángeles caídos asociados con Satanás; esos son de mayor jerarquía que los demonios comunes; uno era príncipe de Persia, otro era príncipe de Grecia; pero nos damos cuenta de que aquí son siete; eso quiere decir que, aparte de los de Persia y Grecia, hay otros cinco que son similares a los dos que menciona de manera especial; ya mencionó a Persia y a Grecia; quiere decir que hubo otros imperios mundiales que han sido gobernados por espíritus de la misma manera que Persia y Grecia. Uno ilustra lo otro.

En el capítulo 13 de Apocalipsis, respecto a la bestia final, hay una diferencia; “…que tenía siete cabezas”; o sea que el gobernante mundial va a tener los siete espíritus que son del dragón apoyando; solo que la bestia de Apocalipsis 13 es la parte política; las cabezas de la bestia son los aspectos políticos de la “civilización”. En cambio las cabezas del dragón son los aspectos espirituales en las regiones celestes, pero que son gobernadores de las tinieblas de este siglo. Entonces este siglo, con sus historias y “civilizaciones”, es el aspecto político; pero los gobernadores de las tinieblas de este siglo, constituyen el aspecto espiritual, los líderes demoniacos asociados con Satanás, que tienen a Satanás como su jefe, y con quien ellos son jefes asociados; y son siete; y esos siete, en el caso espiritual, son siete principados; pero en el caso de la bestia y sus cabezas, en el  mundo político son imperios. Pero el imperio final es un eclecticismo, un globalismo; todas las tradiciones de las distintas “civilizaciones” se mezclan al final en una sola; ¿por qué? porque Satanás es el engañador de la naciones; él es el que a través de éste príncipe tenía éste imperio, a través de este otro tenía este otro imperio, o a través de aquel otro tenía aquel otro imperio; él es el engañador de las naciones, y él engaña a las naciones a través de estos príncipes y sus huestes de maldad en las regiones celestes. 

En el capítulo 13 de Apocalipsis, haciendo el contraste con el capítulo 12, se dice que las diademas, que son el símbolo de autoridad, la tenían los diez cuernos; pero en Apocalipsis 12 se dice que las 7 diademas las tenían siete poderes, aquellas siete cabezas demoniacas del dragón; ellos eran los que tenían la autoridad. En cambio nos damos cuenta de que, en el caso de la bestia final, son los diez cuernos quienes tienen las diademas. Los que tienen la autoridad política son estos 10 cuernos, porque está escrito que estos diez cuernos le dan su autoridad a la bestia. O sea que al final son diez los cuernos que tienen la autoridad en la parte política para delegarla en la bestia.

Seguimos en el capítulo 13 de Apocalipsis; se dice de  “un nombre blasfemo”; es un reino en el que el anticristo se hace pasar por Dios; el anticristo éste se levantará sobre todo y se sentará sobre el templo de Dios, haciéndose pasar por Dios; esto quiere decir que los títulos que él va a arrogarse son blasfemos; siendo contrarias a Dios sus intenciones, hablará palabras contra el Altísimo, y se arrogará la divinidad; entonces es un nombre blasfemo.

Vemos en el verso 2 de Apocalipsis 13 que todas esas influencias de las “civilizaciones” pasadas, y todos esos espíritus, estarán asociados, ligados ahora en el tiempo final. “La bestia que vi…”, ya es la bestia final, digamos, el gobierno mundial final, “…era semejante a un leopardo…”. El leopardo es el que nos recuerda el aspecto de la “civilización” griega; y fíjense en que justamente la “civilización” griega es la que pasó a la “civilización” romana, y es la que ya ha pasado a la “civilización” moderna; hoy en día se habla a través de la filosofía, y hay esa influencia; pero “…tenía pies de oso…”, de otra “civilización”, que era la “civilización” persa oriental; los persas eran dualistas; pero al final usted los ve asociados acá. Ahora fíjense en un detalle muy importante. En el tiempo final habrá una asociación de todos estos; Grecia estará representada en lo que fue del imperio griego; eso estará mimetizado ahí; pero también lo que fue del imperio persa, porque los pies de oso nos recuerdan lo que fue el imperio persa, que es hoy Irán, asociado a los antiguos escitas, la Rusia y los países del Asia central. Hoy en día el oso es la alianza ruso-iraní y los países alrededor. Observemos a Irán y sus socios inmediatos; pero al final lo veremos también fundido en acuerdo con lo que fue el imperio de Grecia; y los veremos fundidos aún con Irak, lo que fue Babilonia. Vemos aquí una extraña mezcla, una mezcla rarísima. Cuerpo de leopardo, y sus pies como de oso, y su boca (el hablar)  como boca de león. Esa era Babilonia, la línea de Babel, de la nueva era, de la astrología. “…Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad”; esta frase se relaciona con aquella de Daniel 11 y 2 Tesalonicenses 2, que dice que aquel rey se sentará en el trono haciéndose pasar por Dios; sí, lo dice en 2da. Tesalonicenses Pablo, y también se habla en Daniel 11, que dice con un dios ajeno, un dios extraño, se hará de las mayores fortalezas y riquezas, y ese dios extraño, que no conocemos, es el dragón, el diablo. Entonces vemos que el diablo, a través del ocultismo, le da poder político a estos personajes, o sea, a la élite; sí,  al personaje principal y a su elite; “…y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad”.

Ahora dice  en Apocalipsis 13: “Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?” Es por eso que muchos intérpretes de la Biblia hablan del imperio romano revivido, o redivivo; son dos maneras en que se acostumbra a usarse la palabra: revivido, o redivivo; quiere decir que lo que fue el imperio romano al principio, como una de las cabezas de la bestia, volverá; porque aquí vemos que son siete cabezas de la bestia que están asociadas hacia el final; pero miremos que una cabeza está asociada con Grecia, el principado era Grecia; otro principado era Persia; y ¿quién fue antes de Persia?  Babilonia; y ¿quién vino a ser después de Grecia? Roma; y en el capítulo 17 de Apocalipsis, se nos habla para entender estas cabezas; allí nos va a adelantar varias cosas. Capítulo 17 verso 7 “¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer…”; el aspecto de la gran Babilonia es el aspecto religioso que se sienta sobre la bestia; o sea, la religión manejando la política, la alianza de la política y la religión, que aparecen desde el capítulo 17; y dice “…y de la bestia que la trae”; es decir, la mujer cabalga sobre la bestia; la mujer es Babilonia, emborracha a la gente; entonces aquí la religión está asociada con la política, y la bestia la trae, y se dice: “…y de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos”; la bestia es la que tiene las siete cabezas y tiene los diez cuernos.  

Entonces en el v.9 dice: “Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, 10y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo. 11La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición. 12Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia. 13Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia. 14Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles. 15Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas. 16Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la dejarán desolada y desnuda; y devorarán sus carnes, y la quemarán con fuego; 17porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que él quiso: ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Dios. 18Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra”.  

Vamos aquí a ayudarnos con lo que explicó el Señor en el capítulo 17, para entender un poco el 13, porque aquí está la misma bestia que aparece en el 17; es la que describe en el 13; entonces, con la ayuda de Daniel 7, y con la ayuda de Apocalipsis 17, podemos entender mejor Apocalipsis 13. Entonces ahí está hablando de esas siete cabezas; pero Juan dice que, de esas siete cabezas, cinco ya han sido, una es, y la otra ha de venir por breve tiempo; que el anticristo es el octavo, pero que es de entre los siete. Entonces miren un detalle, que las siete cabezas del dragón se corresponde con las siete cabezas de la bestia, y ya vimos de esas dos al imperio Persa y al imperio Griego, y el imperio persa dirigido por un príncipe de Persia, y el imperio Griego por un príncipe de Grecia, que son aquellos principados aliados de Satanás. Entonces, como sucede con esos dos, sucede con los siete; y el octavo, que es de entre los mismos siete, es del mismo Satanás, hablando en el aspecto espiritual; pero ahora dice aquí en el 17 que de esas siete cabezas, cinco ya fueron; que una es, en el tiempo de Juan, y que la otra ha de venir. Entonces, la que es en el tiempo de Juan era Roma; porque tenemos que entender una cosa, que cuando Daniel habla, Daniel está viviendo en el tiempo de Babilonia, y él está hablando de Babilonia para el futuro; entonces, desde Daniel, él habla de Nabucodonosor, habla del imperio Babilónico, habla del imperio Persa que comenzó con Ciro, Medo – Persia, habla del imperio Griego que comenzó con Alejandro Magno, y habla del imperio Romano que comenzó con Julio César. Pero en cambio, a diferencia de Daniel, Juan no habla solo desde Nabucodonosor, pues él mira hacia atrás y ve mucho más que Daniel, quien solo miraba hacia adelante.  Juan no está viendo las cosas desde Babilonia para el frente, sino que Juan está viviendo en el tiempo de Roma, en el imperio Romano, y Juan dice que cinco ya han caído, cinco fueron atrás, una es ahora en su tiempo, y la otra todavía no había venido; o sea que Juan ve siete, en cambio Daniel ve cuatro, y a la cuarta con los diez cuernos y el anticristo. Entonces el ángulo desde donde cada uno mira la historia es un ángulo diferente, Daniel mira desde Babilonia para el futuro, mientras que Juan mira desde Roma para atrás, para el presente y para el futuro.

Dice Juan: “uno es ahora”, la sexta, que equivale a Roma; “cinco fueron”; antes de Roma fue Grecia, antes de Grecia fue Persia, antes de Persia fue Babilonia. Pero antes de Babilonia fue Asiria, y antes de Asiria fue Egipto; o sea, los imperios que ha habido en la historia universal, los imperios antiguos que ya fueron. Pero los Sumerios no fueron imperio; los Sumerios fueron apenas ciudades estado que guerreaban entre sí; en cambio Egipto, el de los faraones fue un imperio, y Asiria fue un imperio; y después del imperio de Asiria vino el imperio Babilónico. Hubo un período solo de los Asirios, y otro con los Caldeos; recordemos de Asiria, por ejemplo, a Assurbanipal, y antes de él a Sargón, famosos entre otros;  todos estos reyes asirios tuvieron sucesores que luego llegaron a ser un ala junto con la otra de los Caldeos, y formaron el posterior imperio Babilónico. Pero desde Nabucodonosor, el imperio Babilónico era la cabeza de oro que vio Nabucodonosor e interpretó Daniel; él vio desde Daniel para adelante. Esto fue, más o menos, en el siglo VI a.C.; en cambio el imperio de los asiros fue muchos siglos atrás antes de Babilonia.

Entonces ya nos damos cuenta de que a esos imperios mundiales, o “civilizaciones”, Juan los mira para atrás desde sí; en cambio Daniel cuenta desde él para adelante; él ve tres, y el cuarto es Roma, porque Daniel está viendo desde él para adelante; en cambio Juan está viendo desde Roma para atrás y demás; entonces eso es necesario tenerlo en cuenta para entender acá.

Los cinco imperios anteriores fueron esas cinco cabezas ya citadas, solo que, como se decía también en Daniel, ya no están como poderosas reinando individualmente, pero se les consideró por cierto tiempo; y la influencia de la historia de la “civilización” humana aparece al final mezclada pero al final aparecen principalmente el leopardo, el oso y el león, pero también aparecen los diez cuernos que pertenecen a la cuarta bestia de Daniel 7; o sea, a Roma. 

Pero ahora, ya habiendo leído esto que vemos acá, nos damos cuenta de que esas siete cabezas eran los siete montes en los que se sienta la mujer. Los montes en la Biblia representan también imperios; por ejemplo, dice en Zacarías que ese monte de su época sería arrasado delante de Zorobabel. En Apocalipsis 17 los siete montes son siete imperios y son siete reyes; ahora, no podemos interpretar estos siete reyes como 7 personas, sino como puestos de reyes, así como lo explicamos esta mañana; por ejemplo, el rey de Babilonia, él es un rey, pero son muchas personas; el rey de Persia son muchas personas que representaron el reinado de Persia, lo mismo el de Grecia, y el de Roma. ¿Se da cuenta de la mujer? ¿la religión? Vemos que la religión ha tenido una larga historia; nosotros decimos del Papa como representante de la iglesia católica romana, porque la mujer es Roma, porque la mujer que has visito es la ciudad que reina, en el tiempo de Juan, es la ciudad que reina sobre los reyes de la tierra; en el tiempo de Juan era Roma. Entonces Juan está mostrando la parte religiosa, que es Babilonia, la gran ramera, y la parte política es el imperio Romano que es una bestia.

En Daniel 7 era la cuarta bestia, el imperio Romano político; solo que la religión cabalgaba sobre la política. Fíjense en que Daniel está contando lo principal del asunto, y los otros detalles los está completando Juan. Actualmente están los siete montes Palatinos donde realmente la Ciudad de Roma está construida; uno de esos es el Vaticano; esa es Roma en el sentido de montes físicos; pero cada monte físico representa uno de los imperios; por eso dice que son siete reyes, pero de esos reyes fueron cinco antes, uno era y otro vendría. Entonces, cuando vemos los siete reyes tenemos que ver dos aspectos: el aspecto histórico, cinco de estos ya fueron, o sea los imperios anteriores; uno es que era Roma, que es el sexto; y uno no ha venido, que es lo que tiene que salir de Roma, el imperio de los diez cuernos; después de Roma vienen los pies de la estatua con los diez dedos en Daniel 2; entonces el séptimo de Apocalipsis 13 es el reino dividido de los 10 dedos de la estatua de Daniel 2; o sea, el período de los diez; pero estos diez le darán su poder y autoridad a la bestia; o sea que de estos diez cuernos sale el octavo de Apocalipsis 17 que es de entre los siete, el anticristo, que es de entre los siete, porque los cuernos le dan el poder y la autoridad.

Entonces vemos dos aspectos de los siete, el aspecto histórico, y luego toda la influencia de todas las “civilizaciones” anteriores en el eclecticismo final. Cinco fueron, aquellas “civilizaciones” que ya pasaron y tuvieron su tiempo, pero su influencia sobrevive en el eclecticismo final, en el gobierno mundial final que tendrá todo mezclado al final. Históricamente la “civilización” griega tuvo su tiempo, la romana tuvo su tiempo, la egipcia, la babilónica, la persa, tuvieron su tiempo; pero ahora en el fin, aunque ellos tuvieron su tiempo, ahora en el fin estarán todos mezclados, todos juntos; es como si el diablo le dijera al anticristo: bueno, ahora reina tú, ahora te toca a ti; al final todos son engañados por el dragón que engaña a las naciones; solo que Dios permitió un gobierno primero; y ese gobierno se levantó por la influencia de uno de los espíritus aliados de Satanás; luego se levantó otro imperio, pero por la influencia de otro de los aliados de Satanás; por los gobernadores de las tinieblas de este siglo. Esa es la historia del mundo. Al final Dios le permitirá al dragón entregar su reino al anticristo.

Ahora volvamos al capítulo 13 de Apocalipsis: “3Vi una de sus cabezas como herida de muerte…”; uno de esos imperios aparentemente iba como a caer definitivamente; no se trata de todos los siete; es uno de ellos, una de sus cabezas, pero reviviría y toda la tierra se maravillaría; entonces tenemos que ver cuál de esos imperios cayó y se volvió a levantar; ha sido Roma; y por esos los hermanos hablaban de la Roma revivida o rediviva, porque cuando el imperio Romano ya se había levantado, los Bárbaros derribaron la Roma política; pero surgió de nuevo la Sacra – Roma, el Sagrado Imperio Romano Germánico, y continuó Roma ahora de otra manera; parece que cayó, pero revivió otra vez. Ya en figura analógica, o si pudiera decirse, en tipología, Nerón fue considerado como una bestia terrible; pero luego apareció Domiciano, que fue llamado un segundo Nerón. Esto era como un anticipo mostrando la historia futura, y como el imperio reviviría. ¿Qué está pasando ahora en Europa cuando surgió de nuevo la Unión Europea? La Unión Europea es el nuevo reordenamiento de lo que fue el Imperio Romano; solo que la gente está tratando de mirar solo la parte occidental; pero lo que estábamos tratando de decir esta mañana es que debemos ver también la parte oriental; porque el imperio Romano tenía dos piernas, la occidental, que tiene que ver con Europa, la Unión Europea, y la oriental, cuya capital trasladó Constantino a lo que hoy es Estambul, que era Bizancio, y después Constantinopla, pero que hoy es Estambul. El Imperio Otomano fue la pierna oriental de la continuación del Imperio Romano.  

La parte oriental está involucrando a Turquía e incluso un poco más allá; está involucrando parte del  mundo musulmán; y vemos que en la bestia final aparece el oso, mezclando lo que había sido el imperio Persa, y la boca del Imperio Babilónico, Vemos a Grecia que era del poniente, ¿Recuerdan que en la profecía de Daniel 8 se decía que se levantaría el macho cabrío griego contra el carnero persa?

Esto quiere decir que la parte occidental y la oriental estarán mezcladas en el gobierno final; por eso es que está mezclado el leopardo con el oso, con el león, y con los diez cuernos. Eso es lo que estamos por seguir viendo ahora. ¿Qué ha visto nuestra generación? ha visto el resurgir otra vez de Europa; y ahora estamos viendo las señales dizque de paz y de alianzas con el mundo musulmán; están queriendo que Turquía entre a la Unión Europea; pero Turquía es como la aguja para que siga el hilo de los que están asociados con Turquía. ¿Se dan cuenta? por eso les hablaba de ese libro titulado Eurabia, que muestra las asociaciones de intereses que están habiendo ahora entre Europa Occidental y el  mundo árabe.

Vemos los dos aspectos de los 10 cuernos, de los siete montes, de los siete reyes; un aspecto histórico que tiene que ver con el pasado, y un aspecto moderno que tiene que ver con la participación de la influencia de las “civilizaciones” históricas y el eclecticismo globalista del final; eso hay que tenerlo en cuenta. 

Ya una de estas cabezas, una de ellas, ya fue herida; aquí no dice eso del anticristo sino de una de las cabezas. Y el falso profeta es también distinto del anticristo. Vamos a llegar a lo del falso profeta en la segunda parte de este capítulo, pero todavía estamos hablando de la bestia final. Aquí no dice que es la bestia misma final la que fue herida, sino es una de sus cabezas. Entonces no es necesario generalizar; porque algunos están diciendo que van a matar al que será el anticristo, pero que va a resucitar; otros dicen que va a resucitar Nerón; otros dicen que por medio del ocultismo va a revivir cierto personaje; en el ocultismo hay muchas cosas; solo que como aquí la Palabra de Dios habla de solo una de las cabezas, y  éstas hacen referencia a reyes de los imperios, entonces es mejor ver la historia del imperio. Hay mucha interpretación ahí, pero es bueno tenerlo en cuenta, porque alguna cosa puede tener de verdad. Dice Apocalipsis 13: “vi una de sus cabezas…”; ¿se da cuenta ya que no es ella misma sola, sino una de sus cabezas? A seis cabezas no les aconteció esto; pero la bestia final tiene siete cabezas; la bestia final es una sola, es un imperio mundial, pero no es a la bestia final a la que le pasó lo de la herida de muerte, sino solo a una de sus cabezas; por eso es que hay que ir un poco más despacio. 

Dice: “pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia”; la gente se va a maravillar ante una cosa que parecía ya terminada, ya acabada, y ahora aparece con un poder tremendo sobre toda la tierra; claro que sí puede haber mezcla de ocultismo, de política, de economía, de muchas cosas; de todas maneras en el pasado ya pasó esto. El imperio Romano, que era una de las cabezas, revivió de nuevo. El Vaticano y su ecumenismo es la mujer sobre la bestia; pero no se trata solo del Vaticano; era el Sacro Imperio Romano Germánico; por eso se habló del cesaropapismo, que es la alianza de la religión con el estado, el Papado con el imperio, el Papa nombrando al emperador; el emperador representa la parte política, y el papado la parte religiosa. ¿Se dan cuenta de que no es solo la parte religiosa sino también la parte política? Entonces, lo que era el imperio romano, que se pensaba que ya se había acabado, ahora surge de nuevo. Y ahora, cuando surja al fin otra vez un líder de lo que fue el antiguo imperio Romano, debemos tener cuidado. Cuando se pensaba que el Imperio Romano ya se había acabado, entonces la gente va a darse cuenta de que hay algo más ahí. Esta una de las siete cabezas herida es el imperio Romano histórico que fue otra vez levantado para el tiempo del fin. Fíjate en que la Unión Europea surgió a instancias del Tratado de Roma, auspiciado por el Vaticano, y se puede hablar también del Club de Roma. Todo esto ha sido para producir un gobierno mundial; eso es lo que ellos, Lo que busca el Club de Roma es un gobierno mundial. Ellos quieren volver a tener autoridad sobre el mundo entero.

Ahora, hay interpretaciones en las que a este personaje, el hombre que va a ser el anticristo, lo matan y resucita; pero está escrito no que matan a la bestia, sino a una de sus cabezas; y vemos que de esas 7 cabezas, cinco ya fueron, una era en el tiempo de Juan, otra sería después, y luego el octavo de entre los 7. Por eso me parece que identificar directamente al anticristo como a un resucitado no es tan exacto; pero, de todas maneras, si algo así sucede, hay que estar con los ojos abiertos. “3by se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, 4y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?” Esta frase es muy seria, porque dice que la gente se va a resignar ante una cosa tan grande, ante un organismo mundial que parece representar a la humanidad “civilizada”, según ellos. Dice que la gente que va a adorar a la bestia dirá ¿quién como la bestia? ¿ quién podrá luchar contra ella?, Si el dragón le dio su poder, su autoridad, milagros por ahí de quién sabe qué cosas, porque si han habido cosas durante la historia, ¿quién sabe qué cosas habrá en los tiempos finales? las cosas finales más engañosas serán. El poder de Satanás es fuerte, y en la gente opera con poder ocultista, poder político, poder militar.  La gente podrá decir: ¿quién podrá contra la bestia? ¿quién puede? El mundo dirá que hay que someternos; los adoradores de Satanás se sentirán obligados, porque Satanás siempre gobernó por medio del miedo, y hasta los mismos demonios tienen que obedecer porque entre ellos mismos se torturan. Entonces la gente se va a someter; pero no son los redimidos; los redimidos no adorarán a la bestia; los que tienen escrito su nombre en el libro de la vida ellos no lo adorarán; los escogidos le son fieles al Cordero de Dios Jesucristo. 

Sigue diciendo Apocalipsis 13:“5También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias”. Es el mismo cuerno blasfemos que habla elocuentemente; es el mismo. “5by se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses”; esos son aquel tiempo, tiempos y medio tiempo; un año es un tiempo, tiempos otros dos años, y el uno que había, tres; y con el medio tiempo: tres y medio; tres años y medio son cuarenta y dos meses, porque un año tiene doce; dos, serían veinticuatro; tres, treinta y seis; mas otros seis, que es la mitad, sería cuarenta y dos; el gobierno del anticristo son cuarenta y dos meses, que es el último septenario de los setenta de la profecía de Daniel 9; se refiere a esa última mitad del septenario 70 del anticristo, a la segunda mitad; “5by se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses. 6Y abrió su boca en blasfemias contra Dios”; noten, aquí ya está hablando del anticristo final, porque dice en el verso cuatro: “4y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia”; fue herida una de sus cabezas, pero el dragón le autoridad a la bestia con todas sus cabezas, o sea el liderazgo del mundo entero; toda la “civilización” humana fue sometida; y el dragón le dio la autoridad a la bestia final, ya no a una sola de sus cabezas, sino a la bestia que tiene las siete cabezas. Hoy vemos a los grandes siete, el G-7, queriendo gobernar el mundo, teniendo sus reuniones para preparar la plataforma del gobierno del mundo. 

Dice más así: “6Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo (o sea de la iglesia, del cuerpo de Cristo), y de los que moran en el cielo. (Los santos y los ángeles de Dios) 7Y se le permitió hacer guerra contra los santos (como decía en Daniel 7, que aquel cuerno hará guerra contra los santos y los vencerá), y vencerlos.” Vencerlos no quiere decir que ellos dejaron de ser santos, sino que los mató y ejerció una política de persecución total que no les dejó espacio; por ejemplo, al que no se deje colocar la marca, lo van a matar “7bTambién se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación”; el mundo entero; ‘También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y etnia (la palabra nación es etnia)’.

8 y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.” O sea, todos los que no tenían su nombre en el libro de la vida adoraron al dragón y a la bestia; pero ellos, no los cristianos; los hijos de Dios que tenemos el nombre escrito en el libro de la vida del Cordero no lo adoramos; por eso somos perseguidos. 

9Si alguno tiene oído, oiga”. El que no tiene oído para oír la palabra de Dios, va a ser engañado; pero los que tienen oído, porque han nacido de nuevo, el Señor les habla al oído; por la palabra de Dios viene el oír; el oír es por la palabra de Dios3; lo que nos da oído es la palabra de Dios; entonces escapamos; por eso dice en el 14:9 “Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, 10él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; 11y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.” Ellos van a dorar a la bestia, pero van a entrar en tormento; el dragón es el engañador de las naciones, él no tiene ningún aprecio por el ser humano; él  lo que quiere es juntarlos a todos contra Cristo. 

---------

LA OTRA BESTIA

 

Volvemos al capítulo 13, y aquí en el v.11 aparece algo sobre lo que quiero llamarles la atención “ 11Después vi otra bestia que subía de la tierra”; de la tierra, ya no del mar; el mar representa a las naciones; el evangelio es como una red que se echa al mar y se saca a la tierra; la tierra es como un lugar separado del mar. Esta bestia, la otra bestia, que ya no está en el mar sino en la tierra; “tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón”; es otra “civilización” que ha surgido en presencia de la civilización europea continental. Tiene apariencia cristiana porque sus cuernos son de cordero; solo que después nos da cuenta de que está en lo mismo de la primera, pues habla como dragón. ¿Qué habló el dragón? que quiere reinar, sobre las estrellas me sentaré, dijo; lo que quiere es el gobierno mundial, globalismo, patrocinado por naciones que llegaron a ser poderosas, y que tuvieron origen cristiano. Aquí es donde tenemos que tener mucho cuidado, en la otra bestia; porque cuando tú ves la historia universal, tú ves cuales han sido los imperios del viejo mundo; bueno, estuvieron los egipcios, los asirios, los babilonios, los persas, los griegos, los romanos, el imperio moderno actual, los de la Europa occidental, los del Asia; pero ¿cuál es la bestia con cuernos de cordero? ¡Inglaterra y los Estados Unidos de América! Esas son las nuevas “civilizaciones” que se levantaron en Occidente, aliadas de la Europa continental; ellos son la Alianza Atlántica; están aliados con Europa; sirven a Europa en la misma causa del mundo occidental; es otra bestia, otra cultura supuestamente cristiana, porque Inglaterra era supuestamente cristiana, Estados Unidos supuestamente cristiano, y llegaron a ser imperio; por eso dice que sus 2 cuernos son como de cordero, pero habla como dragón aunque tiene cuernos como de cordero.

Ahora les quiero llamar la atención a algo curioso; ¿qué otras civilizaciones en la historia de la humanidad se han levantado luego del imperio romano?, ¿en la historia de la humanidad cuáles ha sido los otros imperios que se han levantado? Rusia pertenece a Gog y Magog, China a los reyes del oriente; entonces la otra bestia no puede ser Rusia, ni puede ser el reino del sur que incluye al mundo musulmán. Entonces los 2 cuernos como de cordero de la otra bestia son los Aliados del Atlántico. Rusia es anticristiana, China también, los musulmanes no son cristianos; pero ¿qué imperios se han levantado en la tierra diciendo ser cristianos, que han sido poderosos en la tierra?, primero Inglaterra, que fue un gran imperio, Londres era la City, considerada antes como la ciudad capital del mundo; luego vino la independencia americana, pero ellos son aliados ahora. Entonces ya tenemos claro cuáles son los imperios occidentales: los Estados Unidos de América y su principal aliado Inglaterra; por eso ustedes ven hoy andando juntos a George W. Bush y Tony Blair.

Ahora, fíjense en que este capítulo va a decir que esta otra bestia hacía señales a favor de la primera, y conducía al mundo al globalismo, hacía caer fuego del cielo a la tierra,  dirigía el sistema económico; pero a ésta otra bestia, en Apocalipsis 19, más adelante se le llama el falso profeta. Por eso Apocalipsis 13 ahora dice en el verso 11 “11Después vi otra bestia que subía de la tierra”; El evangelio llama a la gente a salir del mundo; e Inglaterra colaboró en su tiempo con el movimiento misionero cristiano, gracias al cual muchos salieron del mundo hacia el cristianismo. También América empezó con los padres peregrinos, y surgió en la tierra; pero con el tiempo “ tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero”; parecía que era el poder de la civilización cristiana occidental, dos cuernos semejantes a los de un cordero, “pero hablaba como dragón.” Exactamente lo mismo que quiere el dragón, el gobierno mundial, globalismo, lo mismo del dragón; ahora es aliada del dragón; aparentemente, por fuera, es cristiana, su poder se basa en gente cristiana, que son los que votan por ellos, pero ellos no hablan como el Cordero, no hablan la palabra del Cordero, ellos se sustentan en la cristiandad occidental pero su obra habla como dragón, están asociadas con el mismo objetivo del dragón, asociados al gobierno mundial; el diablo es rebelde al verdadero Cordero, pero esta otra bestia no es el anticristo, es otra bestia; el falso profeta es otro personaje distinto al anticristo..

Entonces, de esta “civilización” binaria, aparentemente cristiana, aliada con el gobierno mundial, pero que no es la propia Europa continental asiento del antiguo imperio romano, de ahí va a surgir el falso profeta. 

Vamos a ver una cosa en el capítulo 19 de Apocalipsis: “20Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen.” Entonces, aquí en el v.20, el que aparece haciendo señales delante de la primera bestia es llamado el falso profeta. En el capítulo trece aparece el aspecto del imperio, las bestias; pero la segunda resulta al final un falso profeta. Digamos, así como la bestia es todo un imperio, pero está gobernada por un personaje, así la otra bestia es otro desarrollo de lo mismo, pero que apoya el globalismo, y que al final será dirigida tal otra bestia por una persona. Entonces nótese la vinculación de la segunda bestia con cuernos como de cordero pero que habla como dragón y el falso profeta. El falso profeta proviene de la segunda bestia. Ahora mire lo que está sucediendo en estos días. Tony Blair, que era el primer ministro de Inglaterra, el aliado de Bush, y usted los veía a los dos como representando a los dos cuernitos, se le  ocurrió convertirse al catolicismo; esa es una cosa ecuménica; y después del 27 de junio de 2007, a él se le entregó la autoridad para buscar la paz en Medio Oriente. Sí, él fue el encargado de la ONU, de la Unión Europea, de los Estados Unidos y de Rusia para tales funciones. Miren el poder que se le concedió  a este hombre,  representante de las Naciones Unidas, la Unión Europea, los Estados Unidos y  Rusia para firmar la paz en Medio Oriente. Y es además un buen ecuménico; es decir, como un cuerno de cordero; dice que se convirtió al catolicismo, pero habla como dragón, ecumenismo, globalismo, predica la paz y la seguridad. Solo falta que consiga un acuerdo entre Israel y los musulmanes. Quizá logrará que se levante de nuevo el templo de Jerusalem, ¿De dónde viene la otra bestia con cuernos como de cordero?  Ahora se está  hablando de optimismo, de paz y seguridad; estas cosas son proféticamente delicadísimas. Es necesario hacerle seguimiento a estas noticias y hay que comunicárlas. Quien sepa algo nuevo envíelo a los demás. ¿Saben una cosa? tan pronto dijeron esta noticia, yo iba a escribir en la web; incluso estoy registrado en el Tiempo para publicar mis opiniones en internet, pero tan pronto subí mi comentario, inmediatamente me lo borraron; y apenas escribí un parrafito insinuando estas cosas, pero lo borraron, y no lo dejaron circular. Es necesario estar con los ojos bien abiertos para ver quién es éste Tony Blair, un inglés, anglicano ahora convertido a católico. Pero en el anglicanismo hay obispos homosexuales y clérigos liberales modernistas que ni creen en la Biblia. Sí, muchos de ellos no creen en la Biblia; tienen la forma, pero realmente son ecuménicos y están más por el lado racionalista y humanista; están buscando la paz del mundo, la “civilización” con contexto modernista, como ellos lo piensan, pero eso no tiene nada que ver con Dios. El hombre estuvo hablando con Kadafi de Libia buscando acuerdos. No siempre los intereses humanistas son los mismos cristianos. Me parece muy sospechoso lo que está aconteciendo, Yo no quiero ser dogmático como para decir fehacientemente que Tony Blair es el falso profeta, pero los movimientos de él, los movimientos actuales, parece que andan en ese espíritu por ahí cerca. Voy a decirlo así, como que está muy cerca; yo no voy a ser dogmático, las cosas pueden  cambiar, pero me es muy sospechoso que un personaje que estuvo haciendo caer fuego del cielo sobre las naciones, esté ahora en esto.

Porque miren lo que habla la Escritura Sagrada de la segunda bestia “12Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella”; o sea que tiene autoridad representativa; pareciera que la autoridad la tiene él, pero él no trabaja para su propia autoridad, sino para el anticristo; y ahí está lo que era la Europa Occidental y lo que va a ser la plataforma del anticristo; están viendo los movimientos de su aliado;  ellos son aliados, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada”; o sea, al imperio Romano revivido. ¿Quién es el que hace esto?, la otra bestia, que allá en el cap. 19 se le llama el falso profeta, que trabaja en pro de un gobierno mundial, sin pretender ser él gobernante mundial, Trabaja en pro de un gobierno mundial.  

Sigue diciendo Apocalipsis 13: “13También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres”. Si usted mira en la historia, cuál imperio ha hecho caer fuego del cielo, ¿no ha sido el imperio angloamericano? Hiroshima y Nagasaki, ¿no fue América?; y en la Segunda Guerra Mundial contra Hitler, ¿no fueron los Británicos con los aliados, especialmente con Estados Unidos?; y ahora en Irak y Afganistán, ¿quién hace caer fuego del cielo?; y aquí mismo en Panamá, ¿quiénes son los que han hecho caer fuego del cielo?, ¿no son éstos?; se unen y van y bombardean; estos trabajan para el gobierno mundial. El dragón está usando incluso a muchos cristianos que no se dan cuenta; y ahora, otra cosa que dice: “14Y engaña (es un engaño) a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando…”; note; si usted se fija en quienes están dirigiendo hacia el gobierno mundial, la Comisión Trilateral, la mayoría son americanos e ingleses, aunque hay socios globalistas de otras partes del mundo; pero aquellos son los que lideran. La Escritura dice que ellos mandarán “que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió.” Entonces aquí se habla de que ellos mandan que le hagan una imagen a la bestia.  En el ocultismo siempre se hace  hablar a las imágenes, que las imágenes lloran, que las imágenes hablan en el ocultismo; pero ahora, con la tecnología mezclada con el ocultismo, imagínese lo que no se puede hacer.

Pero hay que tener en cuenta un detalle más; la imagen o icono es una representación; no es la bestia misma; hay  que tener en cuenta que la bestia es una cosa, y la imagen de la bestia es otra; la imagen no es la misma bestia; la imagen es como decir la abominación desoladora. Fíjense en un detalle: que la imagen de la bestia es la representación de ella, no es ella misma; entonces a mi me hace pensar mucho esta palabra “la imagen”, porque la imagen es la exacta representación; o sea que el gobierno mundial se va a hacer representar; está la bestia que es ella misma, pero está la imagen de ella, a la que el falso profeta manda que adoren; quieren que se adore a la imagen de la bestia, porque así van a adorar al dragón, a la bestia y a la imagen. Ahora, a mi esto me hace pensar en lo siguiente, aunque no soy dogmático en esto; solo me hace pensar mucho lo siguiente: ¿dónde se encuentra representado un gobierno?, en la preparación actual ¿dónde están representadas las naciones?, ¿dónde están representados los que dan su voto a favor de las políticas globales?, Porque incluso Bush y Blair no querían hacer las cosas directamente, sino con la anuencia de la ONU, porque ¿qué es hoy la ONU?, es la representación; no es la bestia misma; el mundo está representado allí; la ONU está trabajando para el gobierno mundial. Entonces puede haber muchas cosas debajo de la expresión “la imagen de la bestia”; puede haber muchas cosas incluidas y relacionadas. Las órdenes de la imagen, que es la abominación desoladora, pueden conducir a la muerte. No se descarta que se incluyan proyecciones virtuales, Hay tantas cosas que pueden darse todas juntas; pero esta imagen manda matar a todo el que no la adore. Se está levantando una autoridad económica mundial,  una autoridad política, y una autoridad religiosa, pues está escrito: “15Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, (la representación) para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.” Entonces, al decir adoración, ahí está involucrada la religión. “16Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; 17y que ninguno pudiese comprar ni vender”; entonces ahí no damos cuenta de que tiene autoridad política porque manda, religiosa y económica; ahí vemos ecumenismo en lo religioso, vemos intercambio económico, apertura económica, todo lo del asunto del globalismo político y económico porque manda a toda la tierra que no pueden comprar ni vender sino los que tengan esa marca; va a ser una representación que manda, o sea una representación global que manda al mundo entero; esa imagen de la bestia es la representación del gobierno mundial que manda sobre las naciones en el área económica, en el área religiosa y en el área política.

Un gobierno tiene una representación; por ejemplo, cuando comenzó a suceder esto tipológicamente en la primera generación cristiana, en la que escribió Juan, hacían estatuas del emperador y decían que era el segundo Nerón; y si ellos querían demostrar que eran leales al imperio Romano tenían que adorar la estatua de Domiciano. Entonces esto era una figura tipológica; en la época de Daniel fue como decir una estatua; ahora Domiciano era como un segundo Nerón, como una bestia sanada que volvió a vivir, y ahora se le hace la estatua a él para ser adorado. Por ejemplo, en Irak, cuando fue derribada la estatua de Sadam Husseim, se vió que había sido símbolo del gobierno, Por eso hay las representaciones;  son la parte simbólica, y puede incluir la parte burocrática. Por eso, debajo de la palabra icono, debajo de la palabra imagen, caben muchas cosas, se permite un contenido muy amplio. Puede haber algo físico, porque en el tiempo de Domiciano hubo estatuas, iban a adorar estatuas, pero la estatua solo está representando un poder espiritual, un imperio, que tiene una opresión satánica, porque el dragón ejerce una opresión política, una opresión económica y una opresión religiosa, que no es solo una cuestión exterior, no es solamente un muñeco, porque ahora además se puede hacer una proyección virtual; por ejemplo, hoy en día mientras yo estoy hablando me pueden filmar y  me pueden ver en televisión, pero la tecnología ya da para  reproducir la figura y aparece la figura en tercera dimensión.

Entonces toda la tecnología va a estar al servicio de un gobierno mundial; yo pienso que estas frases que la Biblia da, son las frases mínimas, pero que con esa imagen mínima dice muchas cosas; al mostrar una bestia con mezcla de leopardo, de oso y de león, ahí uno está viendo muchas cosas, uno está viendo el eclecticismo de la “civilización”; la misma se ve acá.

Una imagen que manda que se adore a la bestia, que sea adorada la imagen, que sea una representación a la que se le permite hablar, infundir aliento, que se le permite autoridad religiosa porque manda adorar, autoridad económica y política, primero tiene que ser política para dirigir la economía, para que nadie pueda comprar y vender; es decir, que va a controlar toda la economía del mundo, que nadie pueda hacer un trueque entre nosotros, porque debe adorar una imagen para poder comprar; imagínese este mundo a través de la tecnología, a través del ocultismo, a través de la banca, a través de la política; la jurisprudencia está involucrando política, economía y religión; ahí es donde está el peligro. Ahora todo eso está representado al final en símbolos, como banderas, señales, estatuas, proyecciones virtuales, y quien sabe qué más; el hecho es que la idea básica es representación; eso es lo que quiere decir imagen, representación.

Estas frases aquí “15Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia” entonces primero dice “14Y engaña (es un engaño) a los moradores de la tierra con las señales” este es el falso profeta que surge de la segunda bestia, de la otra bestia con cuernos como de cordero; “mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia”; o sea, el falso profeta es el que promueve la creación de esta representación mundial; incluso, si ustedes ven de donde surgió la creación la Sociedad de las Naciones, y de las Naciones Unidas, fue también de ahí; y todo tenía que ser según las Naciones Unidas. Ahora, yo creo que el anticristo va a usar todo esto de las Naciones Unidas para realizar la plataforma de él; y todo al final va a ser simbolizado de alguna manera, porque todo va a estar ahí metido, todo. Y dice que “la bestia que tiene la herida de espada, y vivió.” Es una de las cabezas del anticristo porque el anticristo tiene esa cabeza; se pude atribuir a él porque es una de las cabezas de la bestia final. “15Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.” Se le permitió; es Dios el que permite que haya este engaño, porque dice la Biblia en 2 Tesalonicenses que a los que no recibieron el amor de la verdad para ser salvos “11Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, 12a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia4; por eso dice: se le permitió; Dios permite que el mundo viva cosas espectaculares ahora, todo a favor del globalismo mundial, que no sabemos del todo qué es, pero que la idea básica está representada aquí; muchas cosas caben debajo de estas palabras, porque es que aquí ya hay una historia final moviéndose ahí:“… e hiciese matar a todo el que no la adoras” ¡que autoridad! “16Y hacía que a todos”,  era la imagen, por eso es que tiene que ser una representación de gobierno mundial, no solamente un muñeco; ahí está todo involucrado, porque es la imagen la que dice “e hiciese matar a todo el que no la adoras. 16Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; 17y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.” Entonces aquí vemos varias cosas, marca, la otra cosa es el nombre y la otra es el número.  

18Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.” Ya el número seis, que es de lo que se llama sistema sexagesimal, se originó con los sumerios, que fue la civilización de Nimrod, el primer tipo del anticristo. Ahora el sistema sexagesimal es el que se utiliza para el control de las mercaderías como código de barras; eso ya no se lo colocan solo a las mercancías, también quieren colocárselo a las personas; eso ahí es un sistema de control mundial donde cada persona va a tener un numerito, donde todos los documentos se van fundiendo en uno solo; ahora ya tienes la cédula y el pasaporte en uno solo, porque ya le pusieron al pasaporte el número de la cédula; después ya te van identificando los demás documentos, ya van confluyendo en uno solo, y al fin de cuentas va a terminar en la marca de la bestia.  

Ya se han hecho estudios de que las partes más especiales para la retroalimentación de ese chip son la frente y la mano, porque es donde cambia más rápido la temperatura y puede retroalimentar el funcionamiento; los ingenieros de la Nasa ya hablaron de eso; solo que algunos ensayos necesitan una pila de litio; pero esas pilas de litio producen unas úlceras; y justamente es eso lo que está profetizado aquí, que va a suceder eso.

Mirando usted que ha sido de las Naciones Unidas, primero, después de la Primera Guerra Mundial, surgió la Sociedad de las Naciones para representar el gobierno mundial, para traer” la paz y la seguridad”; después eso se trasformó en las Naciones Unidas tras la segunda guerra mundial; ahora las Naciones Unidas continúan en manos de la masonería, de los iluminati, de los liciferianos, y van llevando al mundo a la nueva era, al gobierno mundial, a una economía mundial. Todo esto va tener un desarrollo en lo que será la imagen final; por eso es que digo que no hay que ser muy simples al interpretar la imagen como una sola cosa, sino hay que permitir muchas cosas, porque hay que ver de esta imagen, toda la autoridad que tiene.

Será la representación final, porque todo gobierno tiene que tener una representación; y  esa representación puede ser usando la tecnología, lo que sea, pero ¿qué es? es un gobierno mundial; está la bestia y la imagen de la bestia, que es la representación; y a ella se le permite ser infundida de aliento para que mande matar al que no la adorase; ella manda que se adore a la bestia y manda que se adore a la imagen, porque la adoración al dragón es adoración a la bestia y adoración a la imagen; el que adora la imagen adora la bestia, y el que adora a la bestia adora al dragón; porque se dice que el que adore a la bestia, o su imagen, que es como una delegación, si todo es el símbolo de algo, adorarás a eso que está simbolizado. Nosotros recibimos el símbolo del Señor cuando adoramos al Señor; pero ellos lo hacen al contrario. 

Entonces ¿qué significa una mano o frente marcada?, significa que tu trabajo y tu pensamiento le pertenece al sistema mundial del anticristo y del diablo; claro que puede haber una marca física, pero ¿cuál es el sentido de una mano marcada? la mano es con la que tú trabajas; y una mano marcada quiere decir que tiene el sello de propiedad de otro; todo tu trabajo es para el sistema mundial; como decir, otra vez haciendo ladrillos para faraón; todo el mundo trabajando para el sistema, el globalismo; esa es una mano marcada. Claro que puede tener algo mínimo exterior, pero eso tiene un sentido espiritual, para quién trabajas, para quién vives, para quién sirves; y la frente también marcada; claro que eso puede ser un símbolo, una raya, un granito ahí, eso ¿qué significa?,  a quién le pertenece tu pensamiento, los paradigmas con los que tu interpretas el mundo, eso es tener la mente marcada; y la mano marcada, eso puede ser una marca física o electrónica, o virtual, pero ¿qué significa?, ¿cuál es la esencia del asunto?, es a quién le perteneces, tanto tu pensamiento como tu labor, conforme a quién piensas y para quién trabajas; esa es la esencia de estas dos marcas, en la mano o en la frente, conforme a quién piensas y para quién trabajas; la persona se envuelve en ese sistema global adorando al dragón metido en la parte política, en la parte económica y en la parte religiosa, y toda la interrelación de esas partes; que lo social, lo cultural, lo militar, todo eso está ahí mezclado. 

Entonces el Señor siempre da imágenes simples, pero con un contenido riquísimo, Un contenido que puede representar mucha cosa; esas son imágenes que son simples; así, aquí en pocos versos, una imagen es de una mujer engendrando a un niño, la formación de Cristo en la iglesia, es una cosa profunda, riquísima, pero en un símbolo; otra señal, un dragón con siete cabezas y eso se va desarrollando, aparece la otra bestia y luego aparece la imagen, pero miren quién es que da la idea de la imagen; dice el verso catorce, viene hablando de la segunda bestia, la de cuernos como de cordero, que se llama después el falso profeta “14Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen…” Entonces note que es el imperio occidental el que lidera todo este proceso para la imagen; entonces la segunda bestia con cuernos como de cordero, y falso profeta, manda que se le haga imagen a la bestia; y luego la imagen de la bestia manda que se mate al que no la adore, y manda que todos tengan una marca en la frente o en la mano y que nadie pueda comprar ni vender sino tiene la marca, el nombre o el número; aquí podemos ver que es toda la dirección del mundo, el mundo siendo influenciado, utilizando todas sus oficinas, sus agregados, sus organizaciones, sus cosas para algo religioso, para el diablo, y adorar al dragón y adorar a la bestia,  y después a la imagen de la bestia, que es la misma cosa, solo que uno representa al otro; o sea que el que adora la imagen de la bestia es porque adora la bestia; si adora la bestia es porque adora al dragón; esa es la trinidad satánica que viene a ser más una cuaternidad que una trinidad, porque está el dragón, la bestia, el falso profeta y la imagen de la bestia. 

Cuando dice: “16Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; 17y que ninguno pudiese comprar ni vender”, quiere decir que la economía mundial está siendo organizada mundialmente, inspirada por el dragón que maneja a las personas de las multinacionales, de la banca internacional y de los gobiernos, porque dice en el capítulo dieciséis que de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos que van a los reyes de la tierra para reunirlos para la batalla contra el Señor5 en el Armagedón.

Hay una influencia tanto religioso ocultista, el aspecto político y el aspecto económico de unificar el mundo, pero el objetivo es contra Cristo; ellos hablan que es de paz y seguridad, ¿por qué?, porque el diablo los engaña, porque él es el engañador; y la bestia también engaña, el diablo engaña y el falso profeta engaña y hace pensar que todo va a ser para la paz, para la seguridad, para resolver los problemas del mundo, el hambre del mundo, para distribuir a las naciones, para racionalizar el agua, pero realmente el objetivo de Satanás es reunir al mundo para resistir la segunda venida de Cristo. 

Con relación a los esfuerzos de las naciones en la estación espacial internacional para detener asteroides, lo real es que pretenden desviarlos, porque es más peligroso destruirlo porque se viene ese montón de aerolitos y arman un gran problema; hay preparación para muchas cosas; ellos saben de que todo eso existe; ya se ha hablado de algunos que vienen en dirección a la tierra, que van a pasar cerca; de todas maneras la Biblia habla de una montaña ardiendo que cae en el mar6, habla de abcinto o ajenjo, que va a contaminar a la tercera parte de los ríos. Entonces lo que pasa es que está globalmente el mundo engañado; dice la Escritura que cuando el diablo engañó a Eva le dijo: seréis como Dios sabiendo el bien y el mal; le habló a Eva pero le hablo a todos; el diablo quiere hablarle a toda la humanidad; la humanidad quiere hacerse su propio dios por medio de la ciencia independiente de Dios; el hombre se independiza de Dios y comienza a organizar el mundo a su manera y empieza a defenderse, pero todos los argumentos ecológicos, los argumentos de conservación de la tierra, argumentos ambientales, y también argumentos económicos, todo eso es el engaño, pero el objetivo íntimo es los que dice aquí en el v.19: “19Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra (ahí están nuestros presidentes)y a sus ejércitos, (no es bueno meterse en la milicia) reunidos para (¿para qué?, bueno ¿para la paz y seguridad?) guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército”; es contra Cristo, Satanás organiza el mundo con engaños, pero toda la infraestructura después la utiliza contra el Señor porque Satanás sí sabe que tiene poco tiempo, y engaña al mundo entero; esto es una guerra total que empieza en el mundo espiritual, pero se expresa en todo el mundo material. 

Yo leí un libro escrito por un luciferiano, que se llama “el Cordón dorado”, de Miguel Serrano, un ex – general chileno luciferiano que escribe libros luciferianos; y en ese libro “el Cordón dorado”, que se refiere a la línea luciferiana a lo largo de la historia, como decir, el filón de grana pero de la línea de los luciferianos en la historia, ese es el tema del libro, él dice ahí que los luciferianos están preparándose para recibir con bombas de neutrones la segunda venida de Cristo; eso es lo que piensan ellos. Es una guerra espiritual la de la economía, la religión, la fe y el dinero, la fuerza bruta, la explosión todo, contra Cristo, todo. El Señor con Su palabra ha creado galaxias, sopla y una bomba de neutrón es menos que un fosforito; pero como el diablo los engaña, y sabe que tiene poco tiempo, pero él no se los dice a ellos. La palabra de Dios nos lo dice a nosotros, pero él engaña, él les dice que van a triunfar, pero Dios dice que él engaña al mundo entero, poder engañoso, entonces dice: reunámonos para la paz, reunámonos para la seguridad, reunámonos para defender el planeta; eso es, pero cuando se reúnen, agarran toda la estructura para resistir a Cristo. Dice Dios que engaña al mundo entero; entonces en el capítulo dieciséis: “13Y vi salir de la boca del dragón,(ese es el diablo) y de la boca de la bestia,(ese es el anticristo) y de la boca del falso profeta,(es el representante final de la política de occidente pro-globalista; ¿qué vio salir?) tres espíritus inmundos a manera de ranas;(demonios) 14pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo…”; son espíritus, son tres; por eso estoy hablando de una influencia demoníaca, un espíritu ecuménico, de globalismo económico, de globalismo político, porque el objetivo de estos demonios ¿cuál es?, es este: “para reunirlos…”; para reunirlos acá, el mundo piensa que se reúnen para la paz y la seguridad, pero es “para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso.” O sea, Satanás engaña, la Biblia dice que engaña, que la bestia engaña, que son todos armoniosos pero engañan; ellos van a usar cosas de la nueva era, argumentos políticos, argumentos económicos e involucran la gente para trabajar en pro del planeta, en pro de la humanidad, en pro de la civilización; esa es pura paja; ellos están es a favor de ellos mismos, ellos son los dueños de las multinacionales; los dueños de las petroleras son ellos; los que destruyen la tierra; son una fachada. La Palabra de Dios nos permite una radiografía exacta de la verdad, para que no nos dejemos engañar por los discursos, sino que veamos las intenciones y quién está detrás de todo, porque dice la Escritura cual es el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia7, Satanás, el príncipe de este mundo, la potestad del aire, es del espíritu que opera en los hijos de desobediencia. Entonces Satanás opera y de él salen tres espíritus, específicamente tres, porque son tres áreas, con el objetivo de reunirlos para la batalla de Armagedón, Lo que ellos no saben es que como la ranita queda boba cuando la serpiente la hipnotiza para engullírsela, la ranita boba, de la serpiente hipnotizada, es tragada; y eso es lo que el diablo está haciendo con la gente; la gente está boba, está engañada; pero el Señor sí muestra cuál es el objetivo del diablo, del anticristo y del falso profeta; el objetivo es reunir al mundo contra el Señor.

Ahora Bill Gates ha estado comprando aquellas plataformas rusas que eran para mandar cohetes con bombas; ahora es para mandar satélites, para globalizar la comunicación; todo eso va a parar a las manos del diablo, todo eso está en manos de hijos del diablo, que tienen los deseos de su padre el diablo; eso lo dijo así el Señor Jesús: “vosotros sois hijos de vuestro padre el diablo y los deseos de vuestro padre queréis cumplir”; pero los hijos de Dios quieren cumplir el propósito de Dios, y los hijos del diablo, el propósito del diablo; los deseos del diablo son quererse hacer dios y darle la autoridad a su hijo predilecto; el hijo predilecto de Satanás es el anticristo. Entonces, estas frases bíblicas son figuras, que resumen de manera simple el desarrollo del mundo. Hermano, esto es una cosa que tiene mucho significado; y muchas cosas de la historia y de la modernidad se entiende en estas imágenes cortas; son imágenes cortas, pero que te permiten entender la modernidad, te permiten entender el globalismo, te permiten entender hacia dónde va la religión, el ecumenismo, la unión “interplanetaria”, y tu vez el discurso de la nueva era, y es eso. Y a quien no entre al cuento de ellos lo consideran un retrógrado o un anticivilizado, pero realmente ellos son los que están contra la humanidad, dirigen la humanidad al abismo, al Armagedón contra Dios, y a la condenación eterna. Quien realmente está a favor de la humanidad es el Señor Jesucristo, pero a través de Cristo, a través del evangelio. Entonces yo digo que estas frases de aquí de la Biblia, que son simples, que son muy profundas,  sirven para entender muchas cosas complicadas en el plano de la economía, el ocultismo, y todo eso con señales. Vi una señal: una mujer gestando un niño; otra señal: el dragón; otra señal: los vencedores; señales, señales, figuras, porque una figura habla más que mil palabras; estas señales son las herramientas de interpretación de los acontecimientos, de las señales de los tiempos; entonces por esto es que la historia se puede interpretar con estas herramientas. 

Termino con una frase que no la comenté, cuando leíamos de la bestia; se decía que la bestia era,  y  no es y será; entonces quiere decir que la bestia era, ya hubo un cumplimiento típico de la bestia; por eso dice que una cabeza fue herida y volvió a ser; ya hubo un cumplimiento típico; esa era; pero no era la definitiva; no es todavía la definitiva; ésta ha de ser; o sea, en el futuro ha de haber el cumplimiento definitivo; será como el cumplimiento magnificado de lo que ya se cumplió tipológicamente en el pasado; tipológicamente muchas cosas ya se han cumplido, la bestia era, pero no era la definitiva, no era el anticristo definitivo, o cualquier otro precursor del anticristo de ahora en adelante, no era el definitivo; el definitivo está en el futuro, pero conocemos lo que ha de ser porque lo que ha de ser, fue ya tipológicamente; dice la Biblia: lo que ha de ser fue ya, Dios restaura lo que pasó; es decir, la historia se repite, ¿por qué?, porque el objetivo de Dios no ha cambiado y el del diablo tampoco; entonces toda la historia está marcada por lo que quiere hacer el diablo, solo que Dios no lo deja hacer;, hace algo hasta un punto que sirve de tipología, para lo próximo que va a hacer, pero habrá un momento en el que se le permitirá al anticristo reinar por un tiempo, perseguir a los santos; a la imagen se le permitirá infundir aliento, a la imagen de la bestia se le permitirá mandar matar;   Dios permitirá muchas cosas porque el hombre rechazó la verdad, “por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos, 11Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, 12a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia”. Entonces Dios nos concede estar en el bando de Cristo y con estas herramientas que no están agotadas; son solo instrumentos de interpretación de las señales de los tiempos; los siglos se van desarrollando conforme a las predicciones proféticas; por eso digo que esas frases son tan ricas que no solo una interpretación cabe ahí sino muchas cosas; posiblemente caben ahí porque están relacionadas unas con otras.

Bueno, hermanos, les agradezco su presencia y atención; pongámoslo todo en las manos del Señor. Con relación a los familiares, uno les habla lo más que puede, e intercede en oración por ellos; y ya Dios nos irá usando a nosotros mismos o a otros instrumentos para hacer la obra.

Gino Iafrancesco V., Facatativá, Cundinamarca, Colombia, agosto 25 de 2007.  

 

Permalink :: 86 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com